• https://www.facebook.com/Akashicosorg-315728725826506/?modal=admin_todo_tour

Absurdismo

Actualizado: 21 abr

Artista: Rafal Olbinski

¿Quién se atreve a liberarse de las ataduras que le impone la moda? ¿Quién tiene el valor de incurrir en las burlas de los imbéciles, la burla de los ignorantes, la risa de los necios, y ganar así una luz de cuya existencia ignoran los que viven en las tinieblas eternas? La gran mayoría de la gente ahoga la voz de la razón y baila con el tonto. Antes que sufrir su vanidad, permiten que el espíritu muera de hambre; en lugar de ser crucificados y resucitar a la vida inmortal, se someten a la cadena irritante; pierden el aprecio por la libertad y, acostumbrándose a sus cadenas, comienzan a amarlas e imponerlas a los demás”.~ Franz Hartman


A medida que emergemos de un eón oscuro, tenemos un mejor punto de vista desde el cual ver cuán decrépitas y destructivas se han vuelto las formas de pensamiento de la realidad controlada por la mente. Durante este cambio masivo de eras, estas construcciones están perdiendo integridad lentamente, permitiendo mucha más libertad para salir de estructuras y formas de pensamiento altamente controladas. Por esta razón, aquellos que trabajan contra la humanidad y la expansión de la conciencia están tratando desesperadamente de apuntalar las estructuras obsoletas y en desintegración, lo que nos lleva al tema del Absurdismo.


El absurdo se encuentra dentro de la práctica del satanismo, ya que comparte una plantilla teórica común con el existencialismo y el nihilismo moral. El absurdo se opone a un contexto espiritual, sosteniendo una negación fundamental de la existencia y el propósito del alma, y ​​una negación total de una conciencia superior para lograr una moralidad superior o Paz Perfecta. Ya sea en vida o muerte, el absurdo afirma que todo lo que existe está en un estado de sufrimiento, lo que obliga a las personas a vivir en un mundo donde solo son importantes sus necesidades, deseos y anhelos inmediatos, no sus semejantes. Esta filosofía impulsa la Ingeniería Social de la Cultura de la Muerte , para infundir el absurdo en las mentes de las masas para que tengan un completo desprecio por la vida. Por lo tanto, alentar el asesinato y la desviación desenfrenadas, promover la destrucción y el caos para que se normalicen y acepten en el comportamiento social. Este comportamiento negativo repele el espíritu interior del individuo lo que aumenta la sensación de sufrimiento personal, lo que reafirma falsamente la filosofía del absurdo. Cuanto más caótica y destructiva se vuelve la humanidad, más absurda es la realidad exterior, lo que permite generar y extraer energía negativa para las agendas satánicas.


En la filosofía del absurdo, lo Absurdo surge de la falta de armonía fundamental entre la búsqueda de sentido del individuo y la falta de sentido del universo. Como seres que buscan sentido en un mundo sin sentido, los filósofos del absurdo afirman audazmente que los humanos tienen tres formas de resolver el dilema. Obviamente, ninguna de las tres opciones que se presentan son inherentemente espirituales o reconocen el propósito divino de buscar lecciones espirituales en la vida. En cambio, la filosofía de "lo Absurdo" se refiere al conflicto entre la tendencia humana a buscar el valor inherente y el significado de la vida y la incapacidad humana para encontrarlo. En consecuencia, el absurdismo es una escuela filosófica de pensamiento que afirma que los esfuerzos de la humanidad por encontrar un significado inherente finalmente fracasarán (y por lo tanto son absurdos), porque la gran cantidad de información, así como el vasto reino de lo desconocido, hacen que la certeza total sea imposible. Como filosofía, el absurdismo explora aún más la naturaleza fundamental de lo Absurdo y cómo los individuos, una vez que se vuelven conscientes de lo Absurdo, deberían responder a él.


El absurdo es el conflicto entre la búsqueda de un sentido intrínseco y objetivo a la vida humana y la inexistencia aparente de ese sentido. Se suelen ofrecer tres soluciones al absurdo: el suicidio, la religión o la simple aceptación del absurdo. Sin embargo, Albert Camus resalta que la tercera opción debe priorizarse sobre las demás, dado que el absurdo habrá de seguir incluso si las dos primeras alternativas son llevadas a cabo.


El absurdo es el esfuerzo realizado tanto por el individuo como por la humanidad para encontrar un sentido a la vida; un significado intrínseco, absoluto y objetivo de la existencia. Se entiende como «el absurdo» porque encontrar este sentido es imposible, ya que la vida carece de significado o este no es aparente. El absurdismo se caracteriza por su escepticismo en torno a los principios universales de la existencia. Por consiguiente, propugna que el significado de la existencia es la creación de un sentido particular puesto que la vida es insignificante por sí misma, y que la inexistencia de un significado supremo de la vida humana es una situación de regocijo y no de desolación, pues significa que cada individuo del género humano es libre para moldear su vida, edificándose su propio porvenir.


El filósofo absurdo Albert Camus afirmó que los individuos deben aceptar la condición absurda de la existencia humana mientras continúan explorando y buscando significado de manera desafiante.


Su objetivo es destruir intencionalmente las normas sociales moderadas y los sistemas de valores humanitarios, para infiltrarse de manera encubierta en las principales estructuras organizativas sociales de la humanidad. Las normas sociales se basan en entendimientos familiares que gobiernan el comportamiento de los miembros de una sociedad. El papel de las normas como representaciones de la conciencia colectiva, controlan y guían efectivamente el comportamiento humano a través de representaciones mentales que informan el comportamiento apropiado. La agenda dominante encubierta es dar forma a las normas sociales en más extremismo y fanatismo, para producir el Teatro del Absurdo y el comportamiento absurdo. Esencialmente, formar una burbuja de realidad que carece de significado al extinguir los valores humanitarios, la responsabilidad personal y el sentido común, descomponiendo a la sociedad en una parodia bien diseñada de comedia trágica.


El absurdo es una escuela filosófica de pensamiento que establece la creencia de que los seres humanos existen sin sentido, flotando sin propósito en un universo caótico. En las guerras culturales que promueven el Teatro del Absurdo, la lucha es la tendencia humana a buscar el valor inherente y el significado de la vida y de Dios, cuando no hay significado ni Dios que encontrar. Las secuelas destructivas y sangrientas de la Segunda Guerra Mundial estimularon puntos de vista absurdos para racionalizar la angustia y la aniquilación humana, lo que permitió su desarrollo popular en muchos de los entornos sociales devastados por la guerra. Se aprovecharon de este momento vulnerable en la historia humana para mejorar su juego, a través del avance de los experimentos de ingeniería social hasta el absurdo. Por lo tanto, usar este mismo libro de jugadas Covid se convirtió en la nueva religión. Por lo tanto, nuestro mundo 3D fue diseñado socialmente para producir una polarización mental miope al gratificar sensaciones puramente físicas y permitirse actividades excesivamente materialistas, para producir una población espiritualmente en bancarrota. Cuando miramos hacia el exterior en esta etapa de la bifurcación y nos preguntamos cómo la humanidad llegó a este punto de absurdo, se vuelve más claro que este siempre fue el plan de los Controladores. Una cultura tan superficial está configurada para dar valor a la obtención de poder y control de cualquier manera que fomente la gratificación instantánea por motivaciones egoístas, recompensando a aquellos sin control de impulsos o empatía. Cuando no se le da valor o significado a la vida, no hay rendición de cuentas, ni consideración moral o ética hacia las consecuencias de las acciones que están directamente relacionadas con el aumento radical del dolor mundial y el sufrimiento humano, como sucedió en la Segunda Guerra Mundial.


Por lo tanto, este clima social absurdo destruye intencionalmente la integridad para producir comportamientos psicópatas, lo que hace cada vez más difícil interactuar enérgicamente con muchos de los corruptos sistemas 3D. El antídoto para el comportamiento absurdo que alimenta el satanismo es optar por actuar y comportarse como una persona ética. Muchos filósofos de la sabiduría antigua han escrito profundos tratados sobre ética, moral y virtudes, y la mayoría de ellos tienen como base el seguimiento de las Leyes Naturales Universales, que son mecanismos de orientación dejados a las personas. Sin embargo, no puede haber una adherencia estricta a las etiquetas exigentes que intentan definir y describir la naturaleza de la ética, ya que todos los aspectos pueden ser interpretados de manera diferente por cada persona. Por eso cada persona debe encontrar el verdadero significado de la ética basada en la virtud en los contenidos de su propio corazón y alma. Para terminar, los dejamos con una cita inspiradora de Marco Aurelio que demuestra el valor de marcar la diferencia siendo éticos: “No pierdas más tiempo discutiendo sobre lo que debería ser un buen hombre. Se uno."


~ Lisa Renee

29 visualizaciones
©

Buscar

©