• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Deterioro bio-neurológico

Actualizado: 31 de ago de 2019


El deterioro bi-neurológico se usa para describir muchos tipos de enfermedades mentales que se definen como trastornos emocionales y del comportamiento, como el autismo. También se usa para describir una variedad de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, la esquizofrenia y el Parkinson. Como las estadísticas de las enfermedades bio-neurológicas y la enfermedad mental se han disparado en los últimos 40 años, las preguntas deben hacerse sobre lo que está cambiando y daña la Bio-Neurología del ser humano. Estos son hechos que no pueden ser discutidos en la comunidad científica y médica. Actualmente, uno de cada 42 niños es diagnosticado con espectro de autismo, clasificado como una enfermedad bio-neurológica. Uno de cada tres adultos mayores muere con Alzheimer, mientras que uno de cada 9 personas mayores de 65 años es diagnosticado con Alzheimer, una enfermedad bio-neurológica. Según la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales, uno de cada 25 adultos en México. Experimenta una enfermedad mental grave que afecta el funcionamiento diario y los hace dependientes de las drogas psicoactivas. Mientras que una de cada 4 personas sufre de desórdenes de salud mental generales no especificados. Esa es una gran cantidad de drogas psicoactivas que se prescriben a la población mundial, en todas las edades, en las que estas drogas actúan para tomar el control de las funciones del Sistema Nerviosos Central y el Cerebro.

Todo lo que controle las funciones del sistema nervioso y el cerebro puede dañar la autoconciencia y el estado de conciencia de ese individuo.

¿Cuáles son los efectos a largo plazo del consumo constante de medicamentos combinados que actúan para controlar el sistema nervioso y el cerebro? ¿Esto rompe la inmunidad y eventualmente genera una serie de enfermedades, como el Alzheimer más adelante? El sentido común nos dice que si nos convertimos en consumidores de una serie de productos médicos en la infancia, llegaremos a la adultez dependiendo de incluso más productos médicos, habiendo pasado toda una vida de dependencia del sistema médico, a un costo de cientos de miles de dólares por persona. Muchas personas se han declarado en bancarrota al tratar de pagar los escandalosos costos de los gastos médicos de la familia. Algunos de nosotros nos damos cuenta de que la atención médica occidental no es atención médica. Es un producto de consumo comercializado a las masas con el fin de ser inmensamente rentable para las empresas, y no está diseñado para curar a las personas. Estas corporaciones multinacionales tienen un alcance muy amplio que se extiende a la supervisión no humana y al control sobre sus operaciones de gestión que finalmente sirven a las agendas del planeta. Estas agendas incluyen la introducción masiva a los métodos de deterioro bio-neurológico, para obtener el control total sobre la especie humana y toda la vida.

El resultado del deterioro bio-neurológico es que muchas personas se obsesionan mentalmente con lo externo y se ven abrumadas por el asalto del estímulo electromagnético artificial, por lo que se cierran. No pueden acceder a los sentimientos emocionales internos, la empatía o la compasión, ni perciben la calidad de las energías que los rodean. El deterioro bio-neurológico produce gradualmente la desconexión del alma y la fragmentación mental. Cuando una persona está desconectada de su yo interno a través del deterioro bio-neurológico, no puede discernir la diferencia de sus propios pensamientos internos, y aquellos que captan de las fuentes externas. No pueden discernir las transmisiones de control mental que se transmiten al medio ambiente. Este es el perfil general de muchas personas que están siendo controladas a través de sus funciones bio neurológicas automáticas, a través de drogas, control mental, implantes, adicciones, sexualidad y mensajes de marketing consistentes para comprar más bienes de consumo. Vivimos en una sociedad que iguala nuestro valor como personas con los bienes de consumo que compramos. Por lo tanto, para la mayoría de las personas que juegan este juego material, no están conscientes de cómo este control externo sobre su sistema nervioso y cerebro tiene lugar dentro del consumo excesivo, el marketing y el materialismo. Las personas sin autoconciencia y conocimiento sobre sus funciones de bio-neurología y conciencia están siendo regresadas a robots desconectados controlados por la mente. La gente de la Tierra está sometida a un procedimiento metódico de Deshumanización controlada a través de la disociación. Para deshumanizar a las personas, los controladores emplean métodos de control mental basados ​​en el trauma, trata a las personas y a la naturaleza sin empatía, dignidad o respeto, y desconecta intencionalmente a las personas del acceso a sus funciones de inteligencia superior y Conciencia. Esto es fácil de lograr si las entidades obtienen acceso al cuerpo humano a través del control de los impulsos del sistema nervioso central y los pensamientos transmitidos al receptor del cerebro.

Cuando nos volvemos más conscientes de cómo nuestro sistema nervioso y nuestro cerebro trabajan para transmitir impulsos y recibir señales electromagnéticas para interpretar y operar todas las funciones de nuestro cuerpo, nos damos cuenta de que esta es una función crítica de nuestra conciencia. A medida que impacta en nuestra conciencia, es importante centrarse en determinar la calidad energética de las señales que procesamos a través de nuestro sistema nervioso y nuestro cerebro.

27 vistas
©

Buscar

©