• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

El Bhagavad Gita y la Matrix

Actualizado: 15 de ago de 2020


"Algo está mal con este mundo, lo has sabido toda la vida, no sabes lo que es. Es como una astilla en tu mente… enloqueciéndote. “ — Morpheus, Matrix…   


El Bhagavad Gita explica que arrastramos un falso concepto de nosotros mismos porque nos identificamos con el cuerpo físico y no somos capaces de ver o experimentar el alma. Esta enseñanza específica puso al revés mi paradigma de la vida ¿Es posible que el ser sea diferente del cuerpo? Si es así, ¿eso no significaría que la mayoría de nosotros estamos en alguna clase ilusión?


1. ¿Quién soy?

2. ¿Cuál es mi propósito en la vida?

3. ¿Cómo llegamos aquí?

4. ¿Dios existe?

5. ¿Por qué existe el sufrimiento?

6. ¿Estamos solos en el universo o hay otros seres ahí afuera?


Demasiado rápido la vida toma el control y llegamos a la conclusión de que tal vez no haya respuesta para estas preguntas. Sin embargo, no creo que podamos estar verdaderamente satisfechos hasta que al menos intentemos responder estas preguntas. No nos dejarán en paz.

Es posible que las respuestas estén justo frente a nuestra cara, pero si no las estamos buscando, nos las vamos a perder completamente. Nos mantenemos tan ocupados en la vida que nos dejamos poco o nada de tiempo para explorar las respuestas a estas profundas preguntas. La sociedad puede hacer que casi parezca una pérdida de tiempo perseguir estos interrogantes.


Así como una persona se pone ropa nueva y desecha la vieja, así mismo el alma acepta nuevos cuerpos materiales, desechando los viejos e inservibles.


El capítulo ocho del Gita crea una distinción entre el mundo ilusorio de la materia y el mundo espiritual.


Mas, existe otra naturaleza no manifiesta, que es eterna y trascendental a esta materia manifestada y no manifestada. Esa naturaleza es suprema y nunca es aniquilada. Cuando todo en este mundo es aniquilado, esa parte permanece tal como es.


Tener una astilla clavada en cualquier parte del cuerpo es muy irritante y algo doloroso. No te debilita, pero definitivamente te perturba. Es fascinante imaginar que pudiéramos tener astillas clavadas en la mente.  Estas astillas son esas mismas preguntas a las que me referí antes en este artículo. Podemos pensar que si tan sólo ignoramos las astillas de la mente, de alguna manera se van a disolver, pero estas astillas no desaparecen. Siguen apareciendo hasta que son tratadas apropiadamente. Los textos hindúes explican que el principal propósito de la vida humana es tratar estas preguntas y remover las astillas.


El Bhagavad Gita representa maravillosamente la lucha que atraviesa un individuo cuando se embarca en un viaje espiritual. Algunas de estas luchas se relacionan con la fe y otras con la determinación para continuar. Para que el avance espiritual sea sostenido, necesitamos seguir uno de los últimos consejos de Morpheus: “Tienes que dejar ir todo, Neo, miedo, dudas y escepticismo”.

15 vistas
©

Buscar

©