• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

El miedo y la muerte

Actualizado: 9 de dic de 2020


El miedo, como es bien sabido, es una de las emociones más arraigadas y dominantes. A menudo, solo con dificultad se puede erradicar. Asociados a él hay profundos trastornos fisiológicos, generalizados en todo el organismo. Existe evidencia de que algunas de estas perturbaciones, si son duraderas, pueden funcionar de manera perjudicial. Para dilucidar esa evidencia, primero debo indicar que el miedo y la ira tienen efectos similares en el cuerpo. Cada una de estas poderosas emociones está asociada con instintos arraigados: el instinto de atacar, si la ira está presente, el instinto de huir o escapar, si el miedo está presente. A lo largo de la larga historia de los seres humanos y los animales , estas dos emociones y sus instintos relacionados han servido eficazmente en la lucha por la existencia. Cuando se despiertan, ponen en acción una división elemental del sistema nervioso, la llamada división simpática o simpático-adrenal, que ejerce un control sobre los órganos internos y también sobre los vasos sanguíneos. Como regla, la división simpática actúa para mantener un estado relativamente constante en el flujo sanguíneo y linfático, es decir, el "ambiente interno" de nuestras partes vivas. Actúa así en un esfuerzo muscular extenuante; por ejemplo, liberando azúcar del hígado, acelerando el corazón, contrayendo ciertos vasos sanguíneos, descargando adrenalina y dilatando los bronquiolos. Todos estos cambios hacen que el animal sea más eficiente en la lucha física, ya que proporcionan condiciones esenciales para la acción continua de los músculos que trabajan. Dado que ocurren en asociación con las emociones fuertes, la ira y el miedo, pueden interpretarse razonablemente como preparatorios para la intensa lucha que pueden implicar los instintos para atacar o escapar. Si estas poderosas emociones prevalecen y las fuerzas corporales se movilizan por completo para la acción, y si este estado de perturbación extrema continúa en posesión incontrolada del organismo durante un período considerable, sin que ocurra la acción, pueden producirse resultados terribles. ¿Qué efecto sobre el organismo es producido por una acción duradera e intensa del sistema simpático-adrenal? Es una caída gradual de la presión arterial, desde los altos niveles de las primeras etapas hasta el bajo nivel visto en el shock fatal de la herida. La caída de presión se debió a una reducción del volumen de sangre circulante. Esta es la condición es la razón de la baja presión sanguínea observada en hombres gravemente heridos: el volumen sanguíneo se reduce hasta que se vuelve insuficiente para mantener una circulación adecuada. A continuación, se produce un deterioro en el corazón y también en los centros nerviosos que mantienen los vasos sanguíneos en una contracción moderada. Entonces se establece en un círculo vicioso; la presión arterial baja daña los órganos necesarios para mantener una circulación adecuada y, a medida que se dañan, son cada vez menos capaces de mantener la circulación sanguínea en un grado efectivo. Con una herida, la muerte puede explicarse como una falla de los órganos esenciales para recibir un suministro suficiente de sangre o, específicamente, un suministro suficiente de oxígeno, para mantener sus funciones. La reducción gradual del volumen sanguíneo, puede explicarse por la acción del sistema simpático-suprarrenal al causar una constricción persistente de las arteriolas pequeñas en ciertas partes del cuerpo. Si la adrenalina, que contrae los vasos sanguíneos precisamente como los impulsos nerviosos los constriñen, se inyecta continuamente a una velocidad que produce la vasoconstricción de estados emocionales fuertes, el volumen sanguíneo se reduce. Los párrafos anteriores han revelado cómo un estado emocional persistente y profundo puede inducir una caída desastrosa de la presión arterial, que termina en la muerte. La falta de comida y bebida colaboraría con los efectos emocionales perjudiciales, para inducir el desenlace fatal. Estas son las condiciones que, como hemos visto, prevalecen en personas que han sido reportadas como moribundas como consecuencia de la brujería. Van sin comida ni agua ya que, en su aislamiento, esperan con miedo su muerte inminente. En estas circunstancias, bien podrían morir por un verdadero estado de shock, en el sentido quirúrgico, un choque inducido por una emoción prolongada y tensa.

31 vistas

Buscar

Akashicos está basado en la investigación de Energetic Synthesis ,EFFI-Project, AMCC-MCEO-GA , MCEO Freedom Teachings Series .