• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

El núcleo de todas las enfermedades es el parasitismo

Actualizado: 24 de oct de 2019


El núcleo y la raíz de todas las enfermedades o desequilibrios en las personas y en la Tierra es el parasitismo. Si aplicamos esto a los niveles macro, comenzamos a ver una imagen más amplia de los Controladores como parásitos y cómo eso ha impactado nuestro mundo en todos los sentidos. Tenemos millones de nombres para llamar a algo que está enfermo , pero todo se reduce a la causalidad y mutación de una cosa, el parasitismo.


Por lo general, este proceso de tomar o robar los recursos energéticos u otros recursos está oculto en el engaño, la mentira y la manipulación a través del Control mental. Básicamente estas entidades son de naturaleza parasitaria y, debido a su influencia en la Tierra, hay un impacto directo en nuestros cuerpos. Como resultado de estos desequilibrios energéticos, muchos humanos tendrán problemas relacionados con parásitos que afectan el sistema inmune y la salud y el funcionamiento general del cuerpo. El parasitismo energético crea parásitos físicos en el cuerpo humano.

Los parásitos energéticos pueden ser el resultado de bloqueos de energía en áreas del cuerpo etéreo. Finalmente, si no se eliminan los bloqueos energéticos, el resultado son parásitos energéticos que se manifiestan en una representación física de infección e infestación. Todos los patrones de enfermedades externas en el cuerpo físico están en el nivel de causalidad central, un mal funcionamiento del flujo de energía en su modelo o un bloqueo perjudicial en las áreas de impacto. Esto puede suceder física, energética, emocional, mental o espiritualmente.

Cuando el cuerpo emocional y el corazón amoroso de uno quedan sin curar, los centros de energía superiores se cierran bloqueando la circulación de la fuerza vital en las capas del cuerpo. Como resultado de estos bloqueos, muchas personas se vuelven esclavas de los cuerpos instintivos inferiores mientras intentan recuperar la energía que perdieron. Operar el cuerpo desde instintos inferiores e impulsos incontrolados significa que la persona está gobernada por el mundo externo y sus falsas percepciones arquetípicas del ego. Desde este estado de ser, el principal centro de control que gobierna el cuerpo es el centro de energía sacra o segundo chakra que, con el tiempo, cuando se abusa continuamente de hábitos destructivos, se infesta con parásitos energéticos que conducen a la adicción. Si el cuerpo emocional, el corazón y el alma no se curan, los desequilibrios de las distorsiones de energía afectarán el cuerpo psicológico, como las fobias, la psicopatía, las perversiones sexuales y la adicción al mundo material, los objetos y otras personas.

Sin el corazón sano y el cuerpo emocional sensible, las personas se vuelven crueles y desconectadas, lo que conduce a apegos y posesiones espirituales, que también conducen a una infestación parasitaria del cuerpo de luz. En general, este estado abruma a la psique con impotencia que atrae aún más tipos de parásitos mentales. Estos parásitos provienen de fenómenos etéricos, energéticos y físicos. Esta tasa constante de descomposición energética se manifiesta en una serie de parásitos, que están relacionados con la disposición genética única de la persona y los desequilibrios de conciencia, así como la eficiencia de los canales de desintoxicación y eliminación del cuerpo. Esto puede manifestarse en desequilibrios físicos que aparecen como parásitos intestinales, levaduras, cándida, hongos, moho y desequilibrios de microorganismos relacionados. Una vez que la levadura se arraiga en el sistema digestivo, los parásitos y las lombrices se adhieren a los órganos digestivos y pueden pasar al torrente sanguíneo. Una vez que una infección se ha infiltrado en la sangre y se ha vuelto sistémica, generalmente se diagnosticarán patrones de enfermedades graves y se les darán nombres clínicos.

36 vistas

Buscar

Akashicos está basado en la investigación de Energetic Synthesis ,EFFI-Project, AMCC-MCEO-GA , MCEO Freedom Teachings Series .