top of page
  • https://www.facebook.com/Akashicosorg-315728725826506/?modal=admin_todo_tour

El número total de mentes en el universo es uno

Artista: Marcelo Germana

"El número total de mentes en el universo es uno. De hecho, la conciencia es una fase de singularidad dentro de todos los seres". ~ Erwin Schrodinger


"La física convencional sostiene que todas las diminutas partículas que componen el universo son: Neutral e inconsciente y muerto— Y sin embargo, dicen estos mismos físicos, el cerebro, que es sólo una colección de tales partículas, es consciente. Lo absurdo de esta contradicción sólo puede ser sustentado por la autoridad monopolista. La conciencia es tan inmaterial y paranormal como puede serlo. Sin ella, obviamente, no nos estaríamos comunicando en este momento. No estaríamos aquí. No seríamos. Categorías como telepatía, percepción extrasensorial, clarividencia y telequinesis no cuentan toda la historia. Son solo un pálido reflejo del hecho de que la Existencia misma es paranormal. La realidad de consenso, por otro lado, es una obra de teatro basada en la noción de "normal".


Así que aquí estamos, todos somos paranormales y vivimos en un mundo normal. Si eso no es una broma, si eso no es una enfermedad, si eso no es una conspiración, ¿qué es? Matrix puede generar un Agente Smith tras otro, como una máquina que produce productos, y aún así el hecho incalculable y mágico de la conciencia perdura más allá de la máquina. La obra de teatro llamada realidad está dedicada al control de arriba hacia abajo, porque la conciencia, si se desata como un poder creativo, si se le permite florecer, haría estallar los pisos del escenario y nos llevaría a un cielo abierto de una magia tan variada que sonaría en un multiverso de bellezas impredecibles... ninguna de las cuales requiere la supervisión de los psicópatas detrás de la cortina.


Convertir la vida en una máquina es el objetivo de las élites. Nosotros, en cambio, vemos otra cosa. No necesitamos definir qué es eso en un laboratorio. Ciertamente no necesitamos desarrollar algoritmos que pretendan definir lo que somos. En la antigua tradición tibetana, la creación de arte tenía un propósito mucho más profundo y salvaje: revelar que el universo es un producto de la mente. El universo no es una entidad intrínsecamente sagrada, es una obra de arte... y si puede percibirse vívida y profundamente como tal, el adepto (artista) puede entonces borrar espontáneamente piezas de la realidad física y/o insertar piezas de su propia invención, en la realidad en el universo como arte de Magia .


Este fue el núcleo del pensamiento tibetano, y fue traído al país hace unos 1400 años por maestros rebeldes de la India. EL UNIVERSO ES UN PRODUCTO DE LA MENTE POR LO TANTO, PUEDES ALTERAR ESPONTÁNEA Y MÁGICAMENTE LA REALIDAD. Los antiguos tibetanos no estaban jugando. No se trataba de adoración o religión modesta. Y no solo afirmaban que una persona podía manifestar un deseo en el mundo físico. Por supuesto que se podría hacer. Iban años luz más lejos. Decían que el universo, en el nivel más profundo, no era realmente un sistema entrelazado de energías. No, fue una creación de la mente. Todo era, en ese sentido, una obra de arte. Solo uno. El universo es una obra de arte entre una infinidad de obras de arte posibles. Para realmente calificar como adepto, tenías que ser capaz de destruir lo que creaste. No dispersarlo o convertirlo en alguna fuerza curativa o soplar polvo mágico sobre una multitud con él. No. Tenías que estar alegremente dispuesto a destruir lo que creas. De lo contrario, estarías atrapado en una maraña de poder decreciente, alimentado por tu actitud preciosa y cuidadosa sobre tus propios inventos".~ Jon Rappoport

30 visualizaciones

Opmerkingen


©

Buscar

©
bottom of page