• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

El templo del sol interior

Actualizado: 5 de jun de 2020


La ilusión en el tiempo es que moriremos. Encarnar el espíritu interno de la Fuente Divina, es trascender la muerte, y todas las percepciones de la muerte se convierten en un punto discutible. A medida que el Fénix se levanta de las cenizas ardientes de su propio cuerpo muerto, la conciencia resucita para vivir en su nuevo cuerpo Eterno.

Su relación personal y directa con la Fuente Divina dentro de usted es la única relación que importa. En esa relación TODOS serán salvados. Todos los seres tienen esta opción disponible para ellos en cualquier momento. Sin embargo, deben trascender su enfermedad mental y su locura para encarnar el equilibrio de su espíritu interior. La salvación no existe en la mente. Existe dentro del Corazón Puro y es Uno con el Corazón de Dios.

¡Este proceso es la reconstrucción del Templo del Sol Interior dentro de nuestro propio Corazón para reavivar el Trono Interno del Poder, el Fuego de la Luz Interior de Dios! Al igual que con la antigua metáfora del Fénix, el cuerpo muere y de sus restos de cenizas ardientes, regresa al Templo del Sol, Heliópolis y se sienta en el Trono de Dios. Desde el asiento del Trono, resucita en su nuevo cuerpo como el Eterno Luminoso.

58 vistas
©

Buscar

©