• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Incremento de la fuerza vital

Actualizado: 15 de oct de 2019



Aprender a aumentar nuestra fuerza vital volviendo al equilibrio interno, mientras estámos expuesto a muchas fuerzas externas, es crucial durante este tiempo. Cuando estámos fuera de balance, nuestra fuerza vital se debilita y uno se sentirá malhumorado, frustrado, enfermo y carecerá de resistencia y tolerancia para los demás. A medida que prestamos atención a las fuerzas con las que resonamos ,estamos facultados para avanzar hacia las energías donde sentimos una respuesta positiva a esas fuerzas. Esto aumenta nuestra fuerza vital mediante la resonancia, fortaleciendo nuestro cuerpo energético multidimensional en general. La resonancia energética personal aumenta la fuerza vital, la disonancia disminuye la fuerza vital.


Nuestra fuerza vital reaccionará y se ajustará a cada estímulo o fuerza a la que esté expuesto dentro del cuerpo, la mente, las emociones o el espíritu. Si la fuerza del estímulo es más fuerte que la fuerza de vida interior presente, los cuerpos se ven obligados a ajustarse de manera tal que se perciba o experimente una consecuencia de esa fuerza. Si la fuerza del estímulo es disonante, la consecuencia de esa fuerza puede variar de levemente desagradable a terriblemente dolorosa. Dependiendo del desarrollo del núcleo espiritual interno, la reacción o respuesta relativa refleja el impacto que estas fuerzas tendrán en su cuerpo, mente, emociones o espíritu. Si la mente es débil, desenfocada e indisciplinada, estas fuerzas golpearán tu cuerpo emocional, debilitando tu fuerza vital. Nada es más poderoso que el desarrollo de nuestra fuente espiritual interna y nuestra energía vital. Como esto motiva a uno a desarrollar nuestro cuerpo espiritual a través de la disciplina del ego, aumentando la fuerza energética interna, lo que repele estas fuerzas externas y extradimensionales. Esto es lo que significa tener un fuerte núcleo espiritual interno.


El impacto de estas fuerzas sobre nuestro cuerpo energético y cómo resuenan con la frecuencia de nuestro ser se llama Ley de Resonancia.


A través de las leyes de la física, la ciencia confirma la interacción de energía y materia en campos electrodinámicos masivos que son medibles en términos de formas de onda, frecuencia, longitudes de onda y amplitud. Los mismos campos y sustancias que se mueven por todo el Cosmos, se mueven a través de nuestros propios cuerpos. Todo en el Cosmos vibra en su propia frecuencia, lo que deja en claro que cada sustancia y cuerpo también vibra en su propia frecuencia específica.


Es importante darse cuenta de que cada sustancia, cuerpo y ser vibra a su propia frecuencia y que la vibración se amplificará enormemente cuando sea estimulada por una frecuencia de resonancia similar o compatible. Resonando a las fuerzas de la vida, las fuerzas de la bondad, las fuerzas de la gratitud, las fuerzas del amor, amplificarán estas resonancias y fortalecerán tu cuerpo dramáticamente. Resonando a través del ego a las fuerzas del miedo, la ira, la frustración y la resistencia a lo que es, también amplificará enormemente esas perturbaciones en su cuerpo.

60 vistas
©

Buscar

©