• https://www.facebook.com/Akashicosorg-315728725826506/?modal=admin_todo_tour

La Octava Esfera

Actualizado: 3 mar

Artista: Gyuri Lohmuller

“Gran parte del mal en este mundo se debe al hecho de que el hombre, en general, está irremediablemente inconsciente”.~ C. G.jung


“Ahora debemos abordar la conexión entre la Luna y la clarividencia. Debemos hacer esto porque uno de nuestros miembros, sabia o imprudentemente, se ha involucrado con grupos mediúmnicos. Es importante que establezcamos muy claramente los peligros inherentes a la apertura del alma a tales actividades. No me corresponde a mí prohibir tal actividad. No tengo poder para prohibir, y no disfrutaría tal poder. Por mucho que quisiera protegerte, no puedo. Lo mejor que puedo hacer es aclararte los peligros. Después de eso, tus creencias y tu conducta seguirán siendo tuyas. Nos mira a la cara, como indicando que ha llegado al punto más importante de la velada. 'Y ahora debemos mirar una verdad esotérica que toca el borde mismo de lo que es permisible. Lo que tengo que decir será muy perturbador para muchas personas de los tiempos modernos. Perturbará, porque generalmente se da por sentado que la clarividencia, la mediumnidad y la actividad espiritista están de alguna manera vinculadas con el desarrollo Espiritual y, en consecuencia, son beneficiosas para la humanidad. Desafortunadamente, esto está lejos de la verdad. Una gran cantidad de nuestra literatura moderna llamada "espiritualista" se refiere a la canalización y la clarividencia, que está lejos de ser beneficiosa para el desarrollo de la humanidad. De hecho, para no andar con rodeos, debo decirles que es claramente perjudicial. Ahora debo hacer una declaración que los introducirá a un concepto que fue, hasta hace relativamente poco tiempo, uno de los secretos más profundos de las Escuelas esotéricas: En cierto modo, la Luna es el mayor problema de la tradición esotérica. La Luna no es en absoluto lo que parece ser. ‘A fines del siglo pasado se hizo una revelación asombrosa, como resultado de la disidencia entre los miembros de las Escuelas secretas. Se hizo pública la información, hasta entonces celosamente guardada por la más cerrada de las Órdenes internas. Los secretos revelados pertenecían a un nivel de conocimiento mucho más profundo que el que hasta ahora habían hecho exotérico las Escuelas, incluso en esta era iluminada. “Nuestro propósito aquí no es documentar cómo se hizo pública una idea esotérica tan profunda, ni siquiera evaluar si fue prudente sacar a la luz esta idea. Todo esto ha sido tratado en la literatura, y si alguno de ustedes desea continuar con esto, le daré algunos títulos más adelante. “En pocas palabras, lo que se hizo público durante este conflicto en las Escuelas fue la verdad de que nuestra Luna es una especie de contrapeso de otra esfera, que permanece invisible para la visión ordinaria. Esta esfera contrapesada se llama en círculos esotéricos la Octava Esfera. Hay que tener cuidado con estas palabras, porque, a pesar de lo que acabo de decir, esta región no es en sí misma una esfera, ni es una luna. Incluso ubicarlo detrás de la Luna física no es correcto, porque en el reino Espiritual los espacios y las distancias son diferentes. La verdad es que esta Octava Esfera no pertenece a nada con lo que estemos familiarizados en el plano físico, pero debemos usar palabras de nuestro propio vocabulario cada vez que deseemos denotar su existencia. Si tuviéramos que usar una palabra que se ajuste más apropiadamente a esta Esfera, entonces realmente deberíamos llamarla vacío.


Ciertamente, vacío es un término más apropiado que esfera, ya que la Octava Esfera absorbe las cosas hacia su propia existencia sombría. Esta Esfera es más baja en la escala del ser que la Séptima Esfera (que es la Tierra). Actúa como una especie de conducto demoníaco para succionar en sus fauces ciertas formas espirituales degeneradas en la Tierra. Es una Esfera de sombra, controlada por seres de sombra. Sin embargo, el hecho de que sean seres de sombra no debe llevarnos a degradar o subestimar sus capacidades e inteligencia. En muchos aspectos son más inteligentes que el Hombre, porque no están limitados por el poder del amor, como lo está la Humanidad. “El funcionamiento de esta Octava Esfera es complejo. Sus habitantes, esos seres sombríos para quienes es el hogar, desean poblar su Esfera con humanidad o (más exactamente) con almas humanas. Con este fin, ha erigido lo que podríamos llamar terminales en la Tierra: estos terminales son conductos del alma, que succionarán hacia la Esfera inferior cierta forma de energía Espiritual materializada que se engendra en el plano de la Tierra. Las circunstancias más habituales en las que tiene lugar esta materialización o engendramiento son las sesiones de espiritismo y otras localidades en las que los seres humanos intentan entrometerse, contra la ley cósmica, en los planos etéricos inferiores”. – de “El Zelator” de Mark Hedsel


26 visualizaciones
©

Buscar

©