• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

La polaridad del ego es separación

Actualizado: 15 de jul de 2020


La Fuente Divina Eterna proyecta la creación hacia afuera desde su punto central al polarizar el espectro energético de carga positiva, negativa y neutral dentro de sí misma. Proyecta la inteligencia de la conciencia en unidades más pequeñas o separadas a medida que desciende en las espirales del tiempo, que contienen octavas más bajas y más bajas de dimensionalización. Así como se escribe una hermosa composición musical para la banda sonora de la vida, la orquestación divina se crea sobre una escala musical de frecuencia y notas establecidas en patrones matemáticos que organizan una variación de luz, sonido y color. En todos los diferentes niveles de tiempo y espacio dentro de esta orquestación divina dentro de cada dimensión de cada planeta, dentro de cada cuerpo de luz de los seres humanos, este mismo patrón musical está impregnado y se repite en todo el Universo. Todos estos niveles de creación están interconectados e interactivos, ya que, en última instancia, la inteligencia de la conciencia fluye de regreso al punto central de unión con la Fuente del Dios Eterno. No consideraríamos la polaridad energética como algo negativo si entendiéramos que es fundamentalmente inherente a toda la creación, es el proceso creativo natural de polarización e integración.

Como nos ocupamos de los problemas de polaridad todos los días, como la conciliación de los problemas de género, ¿cómo abordamos la situación de manera más efectiva? Cuando la polaridad del ego se amplifica extremadamente, aumenta los problemas de separación de nosotros mismos y de la Fuente Divina, y esta separación de los demás es lo que crea problemas negativos de juicio y conflicto en el ego. A medida que alimentamos los programas negativos del ego, nos enredamos en una ilusión de luz falsa que se crea a partir de nuestras proyecciones mentales inferiores. Estos programas de luz falsa son utilizados por entidades que nos atrapan dentro de nuestros propios delirios, lo que nos hace sentir muy desconectados e infelices.

Para ser efectivo, uno debe generalmente estar de acuerdo en que primero debe encontrar ese lugar de luz interior y unidad, y comprometerse a vivir con integridad dentro de si mismos. Vivir dentro de la integridad es encarnar lo que decimos y pensamos, vivir como nos representamos a nosotros mismos a través de comportamientos, palabras y acciones. Para lograr esto, uno debe dedicarse a integrarse nuevamente en la conciencia de la Fuente Divina, para reflejar los atributos de la Fuente y este es nuestro nivel personal de responsabilidad hacia la madurez espiritual. Este es el primer punto de alineación espiritual en la elección de la autoridad de uno, principalmente representada como la conexión directa con la Fuente del Dios Eterno. Si eso no se entiende, ni se actúa por el libre albedrío del ser, este es el bloqueo fundamental para actualizar la integridad interna de uno para alinearse con la Fuente Divina. El bloqueo más común es ese autoengaño, que propaga un estado de negación al enfrentar conflictos internos o problemas externos. Cuando continuamente ignoramos nuestros problemas personales del ego, cuando nos negamos a mirar lo que sucede a nuestro alrededor, distorsionamos nuestra integridad energética interna y externa.

146 vistas

Buscar

Akashicos está basado en la investigación de Energetic Synthesis ,EFFI-Project, AMCC-MCEO-GA , MCEO Freedom Teachings Series .