• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Ley del acuerdo


La ley del acuerdo es otra ley universal: esta es la ley que las fuerzas ocultas / extraterrestres hiperdimensionales están usando para manipular en acuerdos de trampa que podríamos haber hecho al "llamar a seres / ángeles / deidades / fuerzas" a través de rituales / ceremonias (en esta vida actual o vidas pasadas), siendo tentados por nuestra naturaleza inferior (apelando a la codicia, la lujuria, el poder). También pueden obtener acceso al cuerpo humana a través del trauma, el abuso de alcohol / drogas (incluido el cannabis, los psicodélicos y las plantas medicinales: una vez que ingresas a otra dimensión a la fuerza a través de las drogas, automáticamente das permiso para que los seres en esa dimensión puedan ingresar a ti) y varias otras formas, ya que solo con esta ley del acuerdo pueden acceder a los cuerpos humanos.La ley del acuerdo se vincula con la ley del libre albedrío, ya que necesitan nuestro consentimiento de "libre albedrío", incluso si se basa en un engaño inconsciente o en nuestra ignorancia de no estar al tanto de las leyes universales.


Un acuerdo de trampa es un trato / pacto con el "diablo" (entidades ocultas negativas) y se puede hacer consciente o inconscientemente. A veces, estas entidades negativas parecen disfrazarse como "fuerzas positivas", apelando al sistema de creencias de la persona de la que quieren obtener el consentimiento / permiso. Es como un contrato legal que puede estar activo durante múltiples vidas hasta que sea revocado / cancelado. Está simbolizado en la mitología de los vampiros cuando un vampiro necesita permiso para entrar a la casa de su víctima. Todos los acuerdos del universo son válidos en todas las dimensiones, a través del tiempo y el espacio eternamente. Todos los acuerdos pueden cambiarse, solo a través del conocimiento de las leyes universales de sus creadores.


Decir que toda la luz es buena es como si dijeras que toda el agua es buena, o incluso que toda el agua clara o transparente es buena: no sería cierto. Uno debe ver cuál es la naturaleza de la luz o de dónde viene o qué hay en ella, antes de poder decir que es la verdadera Luz. Existen luces falsas y lustres engañosos, también luces inferiores que pertenecen a los alcances inferiores del ser. Por lo tanto, uno debe estar en guardia y distinguir; la verdadera discriminación debe provenir del crecimiento del sentimiento psíquico y de una mente y una experiencia purificadas.


La palabra "Apariencias" se refiere a las formas que adoptan para gobernar el mundo, formas a menudo falsas y siempre encarnando la falsedad, a veces pseudo-divina. A menudo, presentándose a sí mismos como poderes divinos, engañan, dan sugerencias e impulsos erróneos y pervierten la vida interior ". - Sri Aurobindo


Sin embargo, las fuerzas hostiles ocultas tienen una función de enseñanza a la luz del panorama más amplio de la evolución de la conciencia: Estas fuerzas adversas [ocultas] han recibido todo tipo de nombres diabólicos y 'negativos' a lo largo de la historia espiritual del mundo, como si su único objetivo fuera condenar al buscador y hacer pasar un mal rato a las personas decentes. La realidad es algo diferente, porque ¿dónde está el diablo sino en Dios? Si él no está en Dios, entonces no queda mucho en Dios, porque este mundo es suficientemente malo, como lo son muchos otros mundos, de modo que no quedaría mucho que sea puro, excepto quizás por un punto matemático adimensional y sin sombras. En realidad, como muestra la experiencia, estas fuerzas perturbadoras tienen su lugar en el universo; son perturbadores sólo a la escala de nuestra constricción momentánea y con un propósito específico.


En primer lugar, siempre nos atrapan con las defensas bajas; sin embargo, si fuéramos firmes y concentrados, no podrían sacudirnos ni un segundo. Además, si nos miramos a nosotros mismos en lugar de quejarnos y culpar al diablo o la maldad del mundo, descubrimos que cada uno de estos ataques ha puesto al descubierto una de nuestras muchas pretensiones virtuosas, nos ha quitado la benda que nos pusimos, para evitar ver. La bendas pueden ser pequeñas o grandes no solo ocultan nuestras propias debilidades, están en todas partes del mundo, ocultando sus pequeñas deficiencias así como su Enorme vanidad; y si las fuerzas perturbadoras tiran de las bendas un poco a veces violentamente, no es al azar o con malicia lasciva, sino para abrir nuestros ojos y obligarnos a una perfección a la que de otro modo podríamos resistir, porque tan pronto como hayamos agarrado un grano de verdad o una pizca de ideal, tenemos la desafortunada tendencia a encerrarla en una construcción hermética e inexpugnable, y a negarnos a movernos de allí.


Comprender y aplicar la ley universal de causa / efecto y la ley del acuerdo implica asumir la total responsabilidad de uno mismo y no quedar atrapado en la conciencia de víctima / culpa, que es la verdadera trampa que puede mantenernos atrapados en la matriz durante vidas y vidas. Quedarnos atrapados en este estado nos deja sin poder, incapaces de completar y aprender nuestras lecciones. Luego exteriorizamos constantemente nuestro viaje culpando a personas, circunstancias, extraterrestres o entidades; o buscamos salvadores fuera de nosotros (gurús, líderes, políticos, deidades, Jesús, extraterrestres, etc.), quedando atrapados en el programa de salvadores de la Matrix. Sin embargo, es esencial comprender que no caer en la trampa de la víctima / culpa implica no culparse a sí mismo tampoco.


La mente tendrá algún problema con eso porque siempre está analizando mentalmente y atrapada en el pensamiento dualista blanco / negro; siempre quiere culpar a los demás o a sí mismo. Hay un estado del ser (tu verdadero yo) que se eleva por encima y más allá de ese espacio de culpa y puede ver la Verdad: que no hay una buena / mala experiencia y tampoco nadie a quien culpar, ya que solo hay lecciones. Por "defecto", la mayoría de la gente tiende a culpar a otros (personas, situaciones, entidades, etc.) mientras que otras personas tienden a culparse excesivamente de por qué se metieron en una situación particular, cometieron errores o atrajeron a una entidad a través de una trampa inconsciente de acuerdo, etc.


El último escenario de culpabilización excesiva se basa parcialmente en cómo se ha distorsionado la Ley de Atracción; donde a menudo podemos encontrar conductas de culpabilidad de las víctimas manipuladas por otras personas que sienten que tienen la capacidad espiritual para decirles a otras personas que "solo atraen lo que son". También existe una simplificación excesiva y una limitación del trabajo en la sombra que es un lugar común; y, finalmente, nos damos cuenta de que no todo debe "integrarse"; pero algunos aspectos deben ser RECHAZADOS como NO como parte de la verdadera naturaleza de uno. Las personas que tienden a ser muy duras consigo mismas (falta de amor propio y límites saludables) pueden caer fácilmente en la espiral descendente de culpa y vergüenza, que es una frecuencia muy baja y tóxica.

9 vistas
©

Buscar

©