• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Los grupos humanos son sistemas energéticos

Actualizado: 13 de ene de 2020


La humanidad está evolucionando hacia el aprendizaje de cómo funcionar mejor dentro de la conciencia grupal. Por lo tanto, muchos de nosotros somos empujados a propósito a situaciones que implican navegar por la conciencia grupal, como comunidades, organizaciones, profesiones y una multitud de otros tipos de relaciones grupales. Muchas personas son guiadas hacia alguna forma de comunidad espiritual o de conciencia. Esto no es solo para aprender y desarrollarse espiritualmente, sino para obtener explícitamente autoconocimiento sobre cómo navegar con éxito en la dinámica del grupo al mejorar la resolución de conflictos y las habilidades de comunicación sin ser desencadenado negativamente. Tenemos que aprender a llevarnos bien unos con otros de manera pacífica y armoniosa en un entorno grupal, y muchos de nosotros enfrentaremos este tipo de desafíos sociales ahora. A medida que nos enfrentamos a una serie de desafíos sociales, mediremos nuestra producción y aportación energética como formas de energía disponibles, a fin de determinar qué actividades gastan demasiada energía y cuándo necesitamos conservar energía.


Cuando no estamos siendo nuestro verdadero yo, se nos agota la energía, utilizada para construir una fachada egoica. Mientras perdemos nuestra identidad negativa del ego, estamos en el proceso de encontrar el verdadero ser interno y encontrar nuevas formas de aumentar nuestra energía. Así es como aprendemos a expandir nuestra capacidad de sentirnos cómodos con nosotros mismos mientras participamos u observamos una variedad de roles o arquetipos que pueden revelarse dentro de una conciencia grupal. Eventualmente, nuestro objetivo es tomar conciencia de los roles o arquetipos que jugamos inconscientemente, y dejar de escondernos detrás de ellos como máscaras que mostramos al público. Las máscaras inconscientes drenan nuestra energía; ego herido, conflictos no resueltos, temores arraigados a la vulnerabilidad y traiciones de confianza equivocada en los demás. Convertirse en auténticos en un entorno grupal requiere que eliminemos nuestras identidades falsas y que nos expresemos de manera transparente y auténtica, sin necesidad de defender quiénes somos. Esto requiere práctica para finalmente hacerlo bien.


La evolución hacia la conciencia grupal no significa que nos homogeneicemos como raza, significa que renunciamos a nuestro egoísmo intrínseco y aprendemos a servir al conjunto, respetando y permitiendo que los demás sean un reflejo de nuestra interconexión.


El programa del ego negativo es un destructor. Es importante comprender cómo los conflictos no resueltos generados por los programas negativos del ego son una forma de control mental y funcionan como una arquitectura de sistema cerrado, que drena la energía del propósito organizado de la conciencia grupal general. Cuando existen conflictos ocultos entre los miembros de un grupo, que componen los componentes de su sistema humano de energía, estos conflictos no resueltos consumen energía más allá de lo que se necesita para que el sistema funcione bien, y esto aumenta la entropía. Es por eso que eliminar los conflictos ocultos y llevarlos a la transparencia y la honestidad, en diálogos abiertos entre las partes involucradas, es siempre la respuesta correcta. La transparencia es un concepto de sistema de código abierto, y una parte muy importante de la resolución de conflictos, y por lo tanto para mantener el funcionamiento energético superior dentro de cualquier conciencia grupal o comunidad.


Por el contrario, las fuerzas oscuras se comportan en sistemas cerrados de arquitectura. Al promover el miedo, ofuscarán y confundirán el tema en cuestión para aumentar el conflicto interpersonal, intensificar el caos y propagar el desorden en un grupo. Los espíritus impostores y el ego negativo son extremadamente inteligentes para torcer núcleos de verdad, a fin de difundir información errónea y rumores para romper la unidad y el orden que está presente dentro de la conciencia grupal. No solo se trata de una técnica de dividir y conquistar para dividir la conciencia grupal, sino que es cómo la energía se desvía de ser efectiva para servir al propósito superior del funcionamiento del grupo. Cuando las personas se encuentran en estados continuos de caos o confusión, y difunden formas no verificadas de chismes o negatividad, la energía se drena de aquellos en el grupo que muerden el anzuelo y tiene un impacto general en el grupo. Si este drenaje energético no se corrige a través de la resolución de conflictos, y si no se da transparencia a la situación, el grupo corre el riesgo con el tiempo, con la acumulación de múltiples conflictos no resueltos, para eventualmente colapsar y dejar de existir.


La resolución de conflictos y enfrentar conflictos con transparencia honesta elimina la pérdida energética que el conflicto crea dentro de los sistemas humanos, como los grupos organizados.


A veces, es posible que formas profundamente honestas de comunicación compasiva utilizadas para resolver conflictos realmente puedan ayudar a las personas involucradas en el grupo a ganar energía y ser aún más fuertes en su propósito. Cuando mostramos una verdadera empatía por el punto de vista de los demás, esto puede unir poderosamente a las personas con una visión u objetivo común. Esto es importante de entender en cualquier tipo de interacción entre pequeños o grandes grupos de personas, ya sea miembros de su familia, colegas de negocios, gestión de proyectos o comunidades espirituales.


La mayoría de las personas que no han experimentado el despertar espiritual se controlan principalmente a través de sus tres capas inferiores del ego, y se manipulan fácilmente en el engaño, el miedo y la propagación de las fuerzas oscuras, a través de su falta de control de los impulsos y la autoconciencia. Las tres capas del ego operan como sistemas entrópicos y drenan la energía de un ser, que a su vez encontrará formas de parasitar inconscientemente el medio ambiente u otras personas, para recuperar la energía perdida. Las personas que son adictas a las formas mentales, extremadamente intelectuales y desarrolladas mentalmente con poca apertura del corazón, se resistirán a comprender esto. Esta forma de entropía se aplica a personas individuales, grupos de personas y organizaciones de todo tipo. Si una organización se forma con el propósito expreso de objetivos negativos del ego, Servicio al Ser, naturalmente caerá en la operación diaria que define un sistema entrópico. Si con el tiempo esto no se corrige, se produce un parasitismo extremo, que puede cuantificarse como una recolección masiva de energía.

28 vistas

Buscar

Akashicos está basado en la investigación de Energetic Synthesis ,EFFI-Project, AMCC-MCEO-GA , MCEO Freedom Teachings Series .