• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Métodos químicos de ingeniería genética


Los métodos químicos de ingeniería genética utilizan compuestos naturales o sintéticos que se forman en partículas que facilitan la transferencia de material genético o conjuntos de instrucciones directamente a las células. Las enzimas que catalizan reacciones en los enlaces del ADN son técnicas de ingeniería genética en las que se puede copiar, cortar o empalmar ADN para personalizar una variedad de efectos en un organismo vivo. ¿Qué sucede cuando la ingeniería genética que se realizaba anteriormente en laboratorios para manipular el ADN humano ahora se está cargando como programas matemáticos complejos para convertir partículas en computadoras cuánticas y máquinas de inteligencia artificial? La próxima generación de ingeniería genética programable ahora está cargando su proceso de instalación de instrucciones en las células de los seres vivos a través de tecnologías avanzadas como las redes de inteligencia artificial con el propósito de un control global totalitario. Cuanto más acepten los humanos el brebaje de las inyecciones y cumplan con esta agenda de impulsar la vacunación obligatoria para el empleo o los viajes, más modificados genéticamente nos volvemos en etapas progresivas con cada inyección.


Podemos comenzar a ver cómo esta agenda finalmente hace que los humanos sean más susceptibles al diseño funcional de estas armas biológicas no visibles que generan autómatas sin formas de pensamiento originales. El material patógeno modificado genéticamente mediante el uso de productos químicos, nanobots, virus u otros tipos de organismos modificados genéticamente, como los virus, se puede convertir en armas como sistemas de administración en el cuerpo humano con el propósito de automatización robótica, control mental, extracción de creencias religiosas o espirituales, mientras se rastrea en mediciones biométricas y producción de energía para créditos de energía social.


Ingeniería de proteínas


La genética química es la investigación de la función de las proteínas y las vías de transducción de señales en las células mediante el cribado de bibliotecas químicas de moléculas pequeñas. La genética química es análoga al cribado genético clásico donde se introducen mutaciones aleatorias en los organismos, se observa el fenotipo de estos mutantes y finalmente se identifica la mutación genética específica (genotipo) que produjo ese fenotipo. En genética química, el fenotipo se altera no por la introducción de mutaciones, sino por la exposición a compuestos de herramientas de moléculas pequeñas. El cribado fenotípico de bibliotecas químicas se utiliza para identificar objetivos de fármacos (genética directa) o para validar esos objetivos en modelos experimentales de enfermedades (genética inversa). La ingeniería de proteínas es una importante herramienta de modificación del comportamiento utilizada explícitamente por los controladores para diseñar socialmente a la población para que acepte la narrativa del controlador maestro-esclavo.


Biologia química


La biología química es una disciplina científica que abarca los campos de la química y la biología. La disciplina implica la aplicación de técnicas químicas, análisis y, a menudo, pequeñas moléculas producidas a través de la química sintética, al estudio y manipulación de sistemas biológicos. A diferencia de la bioquímica, que implica el estudio de la química de las biomoléculas y la regulación de las vías bioquímicas dentro y entre las células, la biología química se ocupa de la química aplicada a la biología (síntesis de biomoléculas, simulación de sistemas biológicos, etc.). El campo de la biología química se utiliza con el propósito de explorar las teorías eugenésicas y la evolución dirigida, que es una de las partes móviles de la máquina controladora que impulsa la agenda transhumanista.


Evolución dirigida


Un objetivo principal de la ingeniería de proteínas es el diseño de péptidos o proteínas novedosos con una estructura y actividad química deseadas. Debido a que nuestro conocimiento de la relación entre la secuencia primaria, la estructura y la función de las proteínas es limitado, el diseño racional de nuevas proteínas con actividades de ingeniería es extremadamente desafiante. En la evolución dirigida, se pueden utilizar ciclos repetidos de diversificación genética seguidos de un proceso de cribado o selección para imitar la selección natural en el laboratorio para diseñar nuevas proteínas con una actividad deseada. La actividad deseada utilizada en este contexto significa el estudio y diseño de nuevas proteínas para la aplicación masiva de técnicas de control mental utilizadas para diseñar socialmente los comportamientos considerados aceptables para el paradigma maestro-esclavo del Controlador.


Descubrimiento de fármacos para la industria farmacéutica


El enfoque químico-genético utiliza técnicas que se han aplicado ampliamente en el descubrimiento de fármacos durante mucho tiempo y las adapta al estudio de problemas biológicos. Las primeras drogas, que se han utilizado empíricamente durante siglos, eran en su mayoría compuestos naturales que se descubrieron por casualidad. En la mayoría de los casos, los seres humanos o los animales ingirieron, bebieron o se expusieron accidentalmente a sustancias a base de hierbas o hongos y se observó un efecto útil. Retrospectivamente, uno podría ver este enfoque de prueba y error como una pantalla imparcial basada en fenotipo. El primer avance hacia un enfoque sistemático del desarrollo de fármacos se realizó a finales del siglo XVIII, cuando los agentes activos se purificaban de forma rutinaria a partir de extractos de plantas (como el opio de la adormidera o la digital, un fármaco utilizado para la insuficiencia cardíaca, de la planta dedalera). En ese momento, se formó el concepto de que el efecto de los extractos de plantas está mediado por sus constituyentes individuales. En 1827, Emanuel Merck introdujo la morfina, un alcaloide natural, como el primer fármaco puro disponible comercialmente en producción a gran escala. Este fue el punto de partida del auge de las empresas farmacéuticas durante el siglo XX. Mediante síntesis química, acumularon "bibliotecas" gigantes de compuestos que se analizaron en diferentes ensayos para determinar su eficacia como fármacos. Esta estrategia para el desarrollo de fármacos dominó el siglo XX y es lo que hoy conocemos como química medicinal tradicional. Esta industria se ha desarrollado para controlar la mente de la humanidad y se ha convertido en una abominación para el cerebro y el sistema nervioso humanos.

7 vistas
©

Buscar

©