• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Mecánica de la manifestación

Actualizado: 9 de may de 2020


Una onda estacionaria es un patrón de vibración energética dentro de un medio determinado, la frecuencia oscilatoria de su fuente  generadora causa que sus ondas previamente emitidas y que han sido reflejadas de vuelta así misma interfieran con otras que provienen directamente de ella, esta interferencia ocurre de tal manera que se generan puntos específicos en el medio que aparecen como estáticos, dando origen al nombre ondas estacionarias. El patrón de vibración necesario para crear una onda estacionaria dentro de un medio necesita frecuencias muy específicas, estas frecuencias se les conoce como frecuencias armónicas o como armónica de una frecuencia; son puntos de concentración energética , en equilibrio perfecto dentro de un medio. Cualquier frecuencia no armónica ya sea en las zonas emisoras incidentes o las reflejadas, crea un disturbio en el patrón de la onda estacionaria creando una frecuencia irregular y caótica que la disuelve colapsando la onda, solo existe una sustancia y existe como una onda y se propaga por todo el universo.


El espacio es un medio ininterrumpido y entretejido de dicha onda que se define como energía potencial, la materia se forma en ondas esfericotoroidales en el espacio entretejido siguiendo patrones matemáticos predecibles y específicos conocidos como geometría sagrada, las formas esfericotoroidales son los puntos de concentración energética de las ondas estacionarias también conocidas como nodos.


La materia está hecha de una concentración de ondas estacionarias esfericotoroidales que forman estos puntos o nodos por lo tanto toda la materia está interconectada, estas ondas vibran o interactúan entre si dentro de todo el medio conectado de energía potencial; los patrones matemáticos predecibles conocidos como geometría sagrada son los que determinan la concentración y la posición de los nodos u ondas estacionarias, que a su vez formarán la materia. Dichos patrones matemáticos en forma de geometría sagrada son impuestos directamente por la atención de una conciencia y es aplicado al medio en el que se propagan las ondas, el espacio como una concentración energética proveniente de otro medio en un plano superior de conciencia, este es el emisor de la onda que se propaga por el medio o energía potencial por todo el universo y está a su vez lo forma.


Este medio o energía potencial es el éter, los patrones de geometría sagrada que forman las formas estacionarias y que a su vez dan lugar a la materia provienen de un plano superior que también está formado por otro plano superior a este y así sucesivamente hasta formar el todo o la fuente. La geometría sagrada de cada plano es progresiva y exponencialmente más compleja al incluir toda la información necesaria para formar todos los planos inferiores, las ondas que crea un ser consciente vibran dentro de esta matriz interconectada y entretejida de energía potencial llamada éter. Su mente, sus sentidos, sus pensamientos, sus sentimientos y emociones son esas ondas y determinan la frecuencia de emisión; estas ondas, los cambios y variaciones en las frecuencia de la emisión están en constante  comunicación con todas las demás ondas, el movimiento y la frecuencia de sus ondulaciones dentro del medio son causados por el punto de atención del ser consciente y formaran la porción del espacio que el verá como su mundo exterior, lo que sea que tenga la atención y el enfoque creativo de una conciencia tomará forma.


Si varios puntos emisores de energía, o sea varios seres conscientes  tienen el mismo punto o enfoque de su atención ya sea sobre algo ya existente o alguna información en etapa de idea la emisión de ondas creará  una interferencia constructiva reforzando los puntos o nodos de las ondas estacionarias dentro de la sopa energética llamada éter acelerando la formación de una nueva materia, por la acumulación cooperativa de energía con un patrón específico en común, así mismo si varios puntos emisores de energía tienen el mismo punto o enfoque de su atención pero intensiones o sentimientos diferentes contrarios, se creará una interferencia destructiva entre ellos esto aplica tanto a la creación de materia como a situaciones o eventos que no son más que una secuencia animada de posiciones de materia manifestada por la atención de una o más conciencias. La animación de eventos o tiempo es solo una frecuencia emitida desde una conciencia dentro del campo eterico.


El punto de atención o punto de enfoque del ser con consciencia es el resultado de la comunicación entre todas las ondas dentro del medio o éter estas pueden provenir de la propia conciencia en forma de reflejo o rebote, también pueden provenir de otro ser o seres con conciencia dentro o fuera del mismo plano existencial, formarán patrones complejos de concentraciones de energía o patrones de nodos de ondas estacionarias ya sea en forma de interferencia constructiva o de interferencia destructiva. Estos patrones de energía es lo que los seres con conciencia dentro del medio compartido percibirán como mundo exterior; la interacción entre las ondas dentro del medio modifica su frecuencia, también crea ondas nuevas por lo tanto el enfoque o punto de atención de una conciencia  individual o colectiva, es el centro de atracción en donde es creada una concentración de energía o nodo de onda estacionaria, dicha concentración de energía o nodo de onda estacionaria dentro del medio llamado éter es lo mismo que una partícula subatómica que siguiendo los patrones establecidos por los puntos de atención de la conciencia emisora, formarán estructuras energéticas progresivamente más complejas.


Primero partículas subatómicas, luego átomos que formarán moléculas complejas que a su vez formarán elementos, sustancias y estructuras de la materia. Todo siguiendo los patrones matemáticos de la geometría sagrada, en forma de armónica de una secuencia geometría sagrada, impuestos por la dinámica de interacción entre las ondas y su frecuencia dentro del medio o éter emitidos por los puntos de atención o enfoque de una conciencia.


Toda la materia como tal a sí como su secuencia animada por una conciencia tiene como base o estructura energética primogénita a la geometría sagrada y es así porque es la única forma por la cual la materia se podría formar al ser necesaria una armónica de una frecuencia matemáticamente perfecta para poder sustentar los nodos o los puntos energéticos de las ondas estacionarias dentro del medio de energía potencial llamado éter; cualquier frecuencia fuera de la armónica de geometría sagrada colapsaría dicha onda estacionaria, disolviendo el nodo y con este la materia. Todo lo que un ser con conciencia vive, experimenta, siente, piensa, dice y hace es experimentado por todo el medio entre tejido e interconectado de energía potencial llamado éter que forma el universo, sus pensamientos crean un cambio de frecuencia, movimiento y volumen dentro de las ondas que emite, sus sentimientos crean un cambio dentro de la armónica de la frecuencia que emite cambiando con esto su estructura matemática, energética y la frecuencia de la onda saliente que emite el ser consiente es una forma de comunicación con el campo o medio en el que esta, lo que emite en la onda saliente determina que comunicación recibirá en la onda entrante cada individuo con conciencia.


Determina y controla la naturaleza de la comunicación que transmite y recibe con su propia dinámica de flujo informativo personal moviendo a voluntad su punto de atención, frecuencia de pensamientos, ideas y sentimientos. Toda la información en el medio interconectado y entretejido es compartida y afecta todas sus partes en todo el medio, usando frecuencias de ondas energéticas que se interfieren unas con otras, siempre observando estructuras matemáticas de geometría sagrada.


Esta es la definición del todo, es el campo unificado, la fuente o la conjunción cooperativa de todas las conciencias en conjunto, es el universo mismo. Es la definición de cada pequeña criatura con conciencia. Un ser con conciencia es un nodo o punto energético de una onda estacionaria y a su vez es un fragmento del todo y el todo completo simultáneamente; cada ser con conciencia es el universo mismo. La matemática de vórtices contiene todas las formas que controlan tanto la mecánica de la manifestación como sus frecuencias específicas o armónica de una frecuencia que lo controla todo.

378 vistas
©

Buscar

©