• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Nuestro despertar


Nuestra mayor contribución a la humanidad es nuestro despertar. Es literalmente dejar el estado de conciencia en el que se encuentra la masa de la humanidad y descubrir la verdad de nuestro ser. Cuando hacemos esto, regresamos como un regalo, un recién nacido. Estamos, en cierto sentido, renacidos. A veces, al tratar de ayudar en el nivel exterior, podemos perder de vista que la mayor ayuda que podemos ofrecer es nuestro propio despertar. Esto no significa que evitemos hacer lo que podemos en el nivel exterior: prestar ayuda, alimentar a los hambrientos, cuidar de los pobres y los enfermos. Esto no significa que nada de eso se evite o no sea útil. Pero, en última instancia, lo que nos damos cuenta es que nuestra mayor contribución es sanar las divisiones ilusorias dentro de nosotros. Ese es el mejor regalo que podemos darle a la humanidad; eso es lo que va a cambiar a la humanidad. La humanidad no va a cambiar porque descubramos un sistema de gobierno diferente. No cambiará por algo que se imponga desde fuera, por nobles ideas o grandes sistemas. La verdadera transformación siempre viene desde adentro. Viene del despertar.


Si como cultura, como especie, continuamos viviendo en un estado de conciencia dividido, no importa lo que cambiemos en el exterior, continuaremos manifestando división. Pero cada uno de nosotros que llega al estado natural, simple e indiviso, está haciendo una contribución a todos los seres, sin intentarlo, sin tomar ningún crédito, sin siquiera saberlo. Cuando te vuelves indiviso en tu propia conciencia, te vuelves parte de la manifestación de la unidad. Llegas a saber que la iluminación es extraordinariamente maravillosa y profunda, pero también muy simple. La gran definición de iluminación es simplemente el estado natural del ser. Se nos ha hipnotizado al pensar que la percepción de división, miedo y conflicto es en realidad el estado natural de la humanidad. Pero en otro momento, cuando nos volvemos más conscientes, vemos que este estado de división no es natural. Se necesita una enorme cantidad de energía para mantener la ilusión de división, porque no es el estado natural. Este hecho debería ser obvio, porque la división no se siente natural. Puede parecer común, puede parecer que es lo habitual, puede que lo veas a tu alrededor, pero cuando sientes el mismo conflicto dentro de ti, te das cuenta de que no se siente natural. Se siente dividido; se siente en conflicto. Entonces, el estado de conciencia en el que se encuentra la gran mayoría de la humanidad no es natural. Está alterado. No necesitamos buscar estados alterados de conciencia; la humanidad ya se encuentra en un estado alterado de conciencia.


Pensar que la iluminación solo se obtiene a través de experiencias maravillosas es engañarse a sí mismo. Para la mayoría de nosotros, el camino hacia la iluminación no es color de rosa. Necesitamos reconocer esto, porque de lo contrario solo nos vamos a permitir viajar hacia lo que se siente bien, lo que sustenta nuestra imagen de lo que debería ser el camino del despertar. Para la mayoría de las personas, el camino del despertar tiene momentos maravillosos, momentos profundos y realizaciones. Pero también es algo valiente. No es a lo que la mayoría de la gente se apunta cuando dice que quiere ser iluminado. La verdad del asunto es que la mayoría de las personas que dicen que quieren despertar en realidad no "quieren despertar". Quieren su versión del despertar. Lo que realmente quieren es ser realmente felices en su estado de sueño. Y está bien, si eso es todo lo que han evolucionado. Pero el impulso real y sincero hacia la iluminación es algo que va mucho más allá del deseo de mejorar nuestro estado de sueño. Es un impulso que está dispuesto a someterse a lo que sea necesario para despertar. El auténtico impulso hacia la iluminación es esa oración interna pidiendo lo que sea que nos lleve a un despertar completo, sin importar si resulta ser maravilloso o terrible. Es un impulso que no condiciona lo que tenemos que atravesar. Este auténtico impulso puede asustar un poco, porque cuando lo sientes, sabes que es real. Cuando hayas soltado todas las condiciones, cuando hayas soltado cómo quieres que sea tu propio despertar y cómo quieres que sea el viaje, has abandonado tu ilusión de control.

14 vistas
©

Buscar

©