• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Nuevo Orden Mundial

Actualizado: 13 de mar de 2020


Las guerras culturales actuales están utilizando tácticas agresivas de control mental para atacar deliberadamente el individualismo, la autonomía y el autoliderazgo, para cultivar una generación de pensadores no críticos que siguen automáticamente el colectivismo, la coerción y la obediencia ciega a otro nivel de tiranía global. El escenario del problema, la reacción y la solución se está preparando, impulsando otra ronda de marxismo cultural o socialismo instigado desde la era de la Guerra Mundial, diseñado para cumplir la pesadilla satánica colectivista del Nuevo Orden Mundial.


A medida que las personas despiertan, eligen convertirse en figuras públicas para ayudar a guiar el cambio de paradigma, deben ser conscientes de su esfera de influencia y reconocer que se han convertido en líderes por defecto. Denunciantes, periodistas independientes, equipos de divulgación, experimentadores y personas que despiertan espiritualmente están actuando como las principales plataformas de difusión de noticias relevantes de eventos planetarios en curso, es fácil ver por qué es importante cultivar el auto-liderazgo. Dada la actual escalada en la guerra por la conciencia, ¿cómo entendemos más profundamente el individualismo, la autonomía y el autoliderazgo? ¿Cómo reconocemos el libro de jugadas de el Contolador?


Actualmente hay profundas divisiones entre muchos grupos sociales como resultado de las guerras culturales de ingeniería social. Las guerras culturales son una táctica de guerra psicológica planificada que se usa contra la población para atacar conceptos de individualismo, autonomía y auto-liderazgo, diseñada para desmoralizar al público en luchas de clases que generan más víctimas y victimarios. Las tácticas de desmoralización atacan nuestro cuerpo mental y distorsionan nuestro mapa mental, por lo que renunciamos a nuestra autonomía personal y capacidad de auto-liderazgo, sin creer en nuestras propias habilidades innatas para co-crear una vida plena y significativa para nosotros mismos. Las tácticas de deshumanización son ataques realizados contra nuestra esencia central del alma, distorsionando nuestras mentes para creer que los humanos no son dignos de un trato humano, lo que lleva a una mayor violencia, crímenes de guerra y genocidio. Como resultado, muchas personas han sido condicionadas a deshumanizarse a sí mismas, creyendo que no valen nada y, por lo tanto, renuncian fácilmente a su derecho personal a expresar el individualismo, la autonomía y el autocontrol. Estos son derechos humanos que están protegidos en las leyes naturales, y cuando vivimos alineados con las leyes naturales, nuestro derecho divino a expresar nuestra auténtica naturaleza espiritual y nuestro verdadero ser se hace cada vez más evidente a medida que nos despertamos espiritualmente.


La aceleración de las guerras culturales también refleja la guerra global contra la conciencia que está ocurriendo en el macrocosmos a nivel planetario, galáctico y universal. Las guerras culturales intensificadas que se manifiestan en la realidad física externa son un reflejo directo de los eventos intensificadores que ocurren en la guerra por la conciencia, la guerra espiritual que está ocurriendo en las realidades no físicas internas y en muchos de los reinos invisibles. La guerra espiritual se libra en este ciclo para intentar esclavizar el cuerpo humano, la mente humana y el alma humana, con el fin de despojar a los individuos de sus derechos divinos de autonomía personal y entregar su consentimiento al Controlador, que tiene plena autoridad sobre la conciencia de ese individuo.


En el centro de esta lucha caótica por el dominio del espectro completo, el objetivo principal de los Controladores es continuar presionando por la centralización de sus esfuerzos de control global a través de la manipulación de estas guerras culturales en una variedad fragmentada de luchas de clases. Las guerras culturales se basan en el problema, la reacción y la solución, un esfuerzo masivo de marketing y propaganda para vender una estructura de la sociedad a la gente. En este caso, para hacerles creer que la élite del poder quiere promulgar un gobierno centralizado mundial que pretenda servir igualmente a las clases trabajadoras de toda la población mundial. Esencialmente, este es el mismo sabor de la ideología satánica que vino de los filósofos alemanes de finales del siglo XIX, que condujo a las Guerras Mundiales, que masacraron a incontables millones de personas por la promoción de estas mismas ideologías de lucha de clases. Estas ideologías de lucha de clases son la base del colectivismo y las teorías eugenésicas, que constituyen fundamentalmente formas ateas de socialismo y comunismo. Estas son estructuras gubernamentales fácilmente corruptibles que apoyan completamente a las víctimas y a los victimarios, donde no hay absolutamente ninguna protección para la libertad personal o individual.


Para encaminar a los grupos de personas a identificarse con las ideologías de lucha de clases y comportarse como víctimas, es imperativo no tratar a las personas como individuos o responsables de sus propios comportamientos, sino agruparlos en grupos colectivos marginados con un sistema de creencias similar que pueden identificarse con el ego. Por lo tanto, la persona se considera identificada con el ego de un grupo oprimido más pequeño que soporta una lucha de clases, incapaz de pensar más allá de las clasificaciones y ver el individualismo único que existe en todas las personas que finalmente están conectadas dentro de un grupo unificado de la humanidad. Esta estrategia miope también actúa como un encubrimiento para la agenda de esclavitud global, porque esa persona no puede conectar los puntos para comprender la imagen más amplia de la esclavitud global que los Controladores están aplicando. Solo se puede enfocar en los detalles más pequeños de su burbuja de realidad grupal y el conflicto inherente a sus sistemas de creencias personalizados para el ego, para servir a la agenda del controlador ya que estos grupos muchas veces culpan convenientemente a los demás.


La élite de poder constituyen una pequeña minoría de la población mundial. Cuando el grupo de poder más pequeño quiere controlar al resto de la población, toda la toma de decisiones y la formulación de políticas deben centralizarse. Esta es la ideología principal de la élite del poder para destruir sistemáticamente la autonomía que existe dentro de las naciones y en las personas, a fin de crear el colectivismo inherente al Nuevo Orden Mundial. Las guerras culturales de ingeniería social se utilizan para incitar conflictos intensos entre una variedad de grupos sociales y clasificaciones, en las cuales las personas se identifican con diferentes ideales, creencias y filosofías. Para debilitar a un grupo o nación poderosa, el objetivo es infiltrarse en la cultura, destruir las tradiciones y los registros históricos, y promover los conflictos en una mayor división a fin de difundir continuamente la confusión y la mala dirección hacia la violencia. Al apuntar a un oponente que es poderoso porque es grande y está unificado a través de una ideología común, todo el grupo es derrotado y controlado más fácilmente separándolos unos de otros o separándolos en unidades más pequeñas. La separación en unidades grupales cada vez más pequeñas se logra a través de clasificaciones por raza, color, partido político, orientación sexual, ateos o religiosos, etc. Cuando la separación de grupos en unidades más pequeñas es exitosa, el ataque se dirige a sus lazos comunes de unidad. Esto es para dividir el grupo en sí mismo para crear aún más la división y luego secuestrar al grupo para centralizar su nivel de control. Tratar de confundir al grupo con miedo y desinformación para que no sepan qué camino tomar, qué esperar o en quién confiar, colapsa al grupo desde adentro y destruye así su poder e influencia.


Cuanta más diversidad exista dentro de los grupos más pequeños que han ganado poder financiero e influencia en la toma de decisiones, como las naciones más pequeñas que tienen el poder económico total para promulgar y hacer cumplir sus propias políticas, menos control tiene la élite de poder sobre ese grupo o área en particular . Para asegurar su poder global centralizado, el Controlador debe acumular la mayoría de todas las riquezas y recursos globales. Estos se pueden utilizar por completo para obtener el control a través del cabildeo, el soborno y el chantaje, en los que se infiltran las corporaciones multinacionales y las organizaciones gubernamentales, para servir a sus intereses más altos de divisiones y agendas de gobierno. Esta es la definición más amplia de tiranía global, acceso a la autoridad ilimitada y sin restricciones y abuso de poder sobre los demás. Una estructura gubernamental o corporativa o una dictadura totalitaria, que ejerce el pleno poder y hace cumplir el derecho de controlar cómo las personas pueden vivir, sin responsabilidad ni límites. Por lo tanto, las semillas de las guerras culturales están presionando para otra ronda de marxismo cultural o socialismo instigado a partir de la era de la Guerra Mundial y está diseñado para manipular y liderar una variedad de líderes de la nación y la población mundial hacia la tiranía global para cumplir la pesadilla satánica colectiva del Nueva Orden mundial. Esta es la agenda del Controlador. Esta estructura opresiva del gobierno tiránico nunca tratará a los individuos como individuos, nunca reconocerá el derecho divino de la expresión única del alma viviente a existir libremente en el suelo vivo del planeta Tierra. El planeta Tierra es el macrocosmos de nuestro cuerpo humano y nos pertenecemos.


La agenda antihumana es negar la existencia del individualismo y el alma individual, y negarse a tratar a las personas como individuos únicos capaces de autonomía y auto-liderazgo. Para unificarse como especie, se requiere que eliminemos las muchas etiquetas sociales y las clasificaciones fabricadas y podamos ver a las personas como individuos únicos con su propio comportamiento individual basado en su plano de alma único.

324 vistas

Buscar

Akashicos está basado en la investigación de Energetic Synthesis ,EFFI-Project, AMCC-MCEO-GA , MCEO Freedom Teachings Series .