• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Proyector de luz holográfica

Actualizado: 27 de ene de 2020


Las diferentes longitudes de ondas de luz se reflejan de la misma manera, pero no se refractan de la misma manera. Esto es similar a cómo funciona realmente nuestra conciencia personal y nuestra percepción sensorial superior. Todos compartimos el mismo proceso en la reflexión de la luz, sin embargo, accedemos a diferentes cualidades de las ondas de luz y percibimos la realidad desde una claridad y percepción diferentes desde nuestra lente de refracción personal. A medida que eliminamos y extraemos energías que nublan nuestra lente de ADN, nos volvemos más claros y transparentes en nuestra luz de conciencia.

Las ondas de partículas de luz en la frecuencia más alta y las longitudes de onda más cortas doblan o arquean su luz en relación con la lente a través de la cual se refractan en su punto de origen. Esto significa que la luz de mayor frecuencia de energía que podemos reflejar y luego refractar, permite la conciencia de más niveles de refracción de ondas de luz realizadas a lo largo de los hologramas de tiempo y espacio. El reflejo y la refracción de la luz interna es lo que nos hace capaces de detectar múltiples dimensiones del espectro de luz .

La luz es un patrón de manifestación de energía electromagnética creado por una combinación de múltiples bandas de frecuencia dentro de una dimensión de tiempo. Los diversos espectros de color de la luz delinean la calidad dimensional de su frecuencia energética y su ubicación en el tiempo y el espacio. La luz viaja como ondas y también viaja en corrientes (Cuántica de Luz) de pequeñas micropartículas o paquetes de energía cuántica. Estas ultramicropartículas tienen ambas propiedades de luz y sonido, que son los pares de bases funcionales de la misma unidad de conciencia-energía. Cuando los pares de bases cuánticas se unen con la sustancia primaria de la Fuente de Dios, permite que un circuito de retroalimentación en nuestra estructura de partículas circule el suministro eterno de la Fuente de Dios a través de nuestros cuerpos y el planeta.

El cuerpo humano es un proyector de luz holográfico. El sistema nervioso central humano procesa los impulsos eléctricos transmitidos desde el código del ADN, que transmiten neurológicamente al cerebro las instrucciones para percibir las imágenes externas como un contexto para la realidad. Una persona solo puede experimentar los niveles de realidad multidimensional que se han programado en el código de ADN , la porción microcósmica de la plantilla holográfica. Este programa de ADN solo cambia cuando una persona se despierta para participar con su conciencia y comienza a preguntar sobre su propósito espiritual y explorar su conexión con todas las cosas.

Si uno mira hologramas desde diferentes ángulos, uno ve objetos desde diferentes perspectivas, tal como lo haría si estuviera mirando un objeto real. Esta es una forma de reconocer que existen muchas verdades dentro de la perspectiva de la conciencia, cuando todos somos un proyector de luz holográfico. Los hologramas parecerán moverse a medida que uno pase por delante de ellos, o al mirarlos desde diferentes ángulos o ubicaciones en el tiempo. Los hologramas están anidados dentro de los hologramas y desde diferentes perspectivas, aparecerán objetos (y entidades) completamente diferentes, dependiendo de cómo los mire. Este es el ejemplo de los espejos astrales. Si uno está viendo un holograma desde debajo de su estructura dimensional, desde una frecuencia energética más baja, digamos 4D, parecerá ser una cosa. Si se ve la estructura dimensional desde la dimensión que proyecta ese mismo holograma, veamos 5D, se verá completamente diferente y se revelará como una ilusión reflejada.


Los hologramas contienen vistas completas de toda la imagen holográfica, sin importar cuánto se fragmente ese holograma. Si existe un pequeño fragmento del holograma, toda la imagen completa se puede reconstruir a partir del conjunto de instrucciones, que aún se mantiene dentro de los cuantos más pequeños.

Cuando aplicamos la comprensión de que las cantidades de energía disponibles, la energía radiante (luz) y el potencial de conciencia superior son intercambiables, entonces comenzamos a percibir con mucha más claridad el porqué la Mecánica Cuántica y la teoría de la Ascensión son tan controvertidas y, en última instancia, suprimidas de la conciencia pública. La estrategia de engaño se logra mediante la promoción de campañas de desinformación a través de los principales pilares de la sociedad y mediante el robo de recursos energéticos, al tiempo que se instituyen formas específicas de abuso que clasifican a las personas en clases jerárquicas y sistemas de raza discriminatorios. La Mecánica Cuántica y la teoría de la Ascensión son las claves para poner fin a la existencia terrestre de sociedades empobrecidas y esclavizadas, basadas en el abuso tiránico del poder y la guerra sobre la energía de la conciencia.

18 vistas
©

Buscar

©