• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Las Quimioestelas

Actualizado: 8 de nov de 2019



Las Quimioestelas​ se ha convertido en el término público para la modificación artificial de los sistemas climáticos de la Tierra, utilizando nano materiales reflectantes y aerosoles que reflejan la luz solar. Los aerosoles se dispersan desde los aviones que dejan rastros que se expanden como nubes artificiales reflectantes en el cielo.


Las Quimioestelas​ también interfieren con las funciones de los neurotransmisores, ya que los neurotransmisores son el medio químico a través del cual las señales fluyen de una neurona a la siguiente en las sinapsis químicas. Las sinapsis químicas permiten que nuestras células nerviosas formen circuitos dentro de nuestro Sistema Nervioso Central.


El Controlador ha hecho todo lo posible para desconectar la comunicación celular dentro del cuerpo humano, desconectar, dividir y separar todas nuestras partes. La función natural de las neuronas o las células nerviosas humanas es formar circuitos. Los circuitos se conectan entre sí para compartir información dentro de múltiples partes. Al crear circuitos, esto permite que la comunicación se comparta entre los múltiples niveles de células nerviosas y funciones corporales.


Las sinapsis químicas son cruciales para los cálculos biológicos que subyacen a nuestras percepciones y la forma en que pensamos. Son las sinapsis químicas las que definen cómo nuestro cerebro procesa los neurotransmisores, esto es lo que ayuda a crear lo que percibimos como la realidad. Da forma a nuestras percepciones, el acceso que tenemos a la conciencia dimensional múltiple y la forma en que pensamos. Estos químicos permiten que el sistema nervioso se conecte y controle otros sistemas del cuerpo. Estas son sinapsis que usan los químicos en nuestro cuerpo, neurotransmisores que conectan y controlan los sistemas corporales, dando instrucciones a los órganos o las glándulas para ayudarlos a funcionar de manera óptima.


Cuando un material extraño se introduce en el cuerpo natural, interrumpe el equilibrio energético electromagnético y el ritmo homeostático del cuerpo. Esto pone al cuerpo en un estado de hiperinmunidad, o un síndrome de lucha o huida, porque el cuerpo siempre está luchando contra el invasor. El cuerpo desarrolla mecanismos de afrontamiento para lidiar con el invasor extraño mientras se ejerce una tensión extrema sobre el sistema nervioso central, el cerebro y el sistema inmunológico.


Finalmente, cuando el cuerpo humano está absolutamente sobrecargado con estos factores estresantes combinados, esto altera el organismo del cuerpo y como resultado, los parásitos, hongos, levaduras y otros microorganismos se vuelven demasiado crecientes y patógenos en el cuerpo. Es importante comprender que los parásitos energéticos eventualmente se manifiestan convirtiéndose en una variedad de parásitos físicos en el cuerpo humano. Los parásitos físicos afectan todas las funciones corporales, funciones del cuerpo mental y formas de pensamiento, inducen estados emocionalmente histéricos y promueven la desconexión del ser interno y las energías espirituales. La infección parasitaria física también puede conducir a una infestación más fácil del cuerpo espiritual de entidades oscuras, porque estos también son parásitos.

25 vistas
©

Buscar

©