• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Sistemas de energía de conciencia

Actualizado: 1 de ene de 2020


La conciencia es energía, y la energía es consciente, y como tales son intercambiables. La energía se dirige a través de muchos sistemas inteligentes en los que se contrae o se expande para reducir o aumentar su frecuencia. Cuando la energía se contrae continuamente, está disminuyendo en cantidad a través de las pérdidas de energía, lo que reduce la tasa de frecuencia. Cuando la energía se expande continuamente, aumenta en cantidad a través de ganancias de energía, lo que aumenta la frecuencia. Nuestros cuerpos espirituales también son sistemas de energía de conciencia, por lo tanto también pierden o aumentan la energía dependiendo de muchos factores diferentes.


Todo tiene una firma energética y se compone de espectros de frecuencia dispuestos en forma que contienen planos. Nuestro plano es un sistema energético. Para que el Cuerpo de Luz se contraiga y pierda energía, la persona elige comportamientos destructivos y / o está expuesta a frecuencias más bajas, que pierden energía. Para que el Cuerpo de Luz se expanda y aumente la energía, la persona está eligiendo comportamientos positivos y / o está expuesta a frecuencias más altas, que mantienen o ganan energía.


Todos los sistemas, incluidos el cuerpo terrestre y los sistemas corporales humanos, requieren fuentes de energía para funcionar bien. Además, requieren fuentes consistentes de energía para evolucionar, expandirse y progresar en la conciencia con el tiempo. Durante la transformación caótica que ocurre en la Tierra, es importante poder discernir con precisión la fuente energética que alimenta un sistema. Tendremos que preguntar de dónde se genera la fuente de energía de un sistema, y ​​si hay gastos excesivos de energía o drenajes de energía, a través de comportamientos destructivos de modelos de consumo. La claridad de hacia dónde dirigimos la energía personal y la atención se está amplificando, para ver claramente hacia dónde se dirige nuestra energía y cómo se usa. La pregunta que debemos hacernos es: "¿Dónde se drena nuestra energía personal y dónde se apoya y restaura nuestra energía?"


Por lo tanto, en este nuevo paradigma energético, todas nuestras elecciones personales serán representativas de cómo discernimos las energías sutiles presentes, junto con nuestras energías internas, y si esas energías combinadas son efectivamente autogeneradoras y autoorganizadoras. Naturalmente, buscaremos sistemas que sean energéticamente equilibrados, sostenibles, estables, transparentes, claros y que sirvan al conjunto con intercambios de valores adecuados. Debemos hacernos la pregunta más profunda: ¿estamos alimentando sistemas parásitos de fuente cerrada? ¿O estamos dispuestos a transformar para dirigir nuestra energía hacia la mayor causa de los sistemas de código abierto? La entropía define la pérdida de energía presente en un sistema de fuente cerrada, mientras que negantropía define el aumento o mantenimiento de la energía presente en un sistema de fuente abierta.


En nuestra existencia cotidiana, vivimos en un entorno complejo que requiere que interactuemos con una gran cantidad de sistemas que se definen como estructuras físicas. Los cinco pilares principales de la sociedad controladora están construidos en muchas capas ocultas de sistemas entrópicos. Estos sistemas de control requieren energía de otros para continuar influyendo en los asuntos planetarios, como parte de la Estrategia de engaño. Estos sistemas crean increíbles pérdidas de energía y son parásitos para la raza humana.


A medida que experimentamos el proceso del despertar espiritual, nos volvemos cada vez más multidimensionales y más conscientes de sí mismos. Percibimos cosas que nunca antes habíamos percibido. Como resultado, estamos expuestos a la revelación interna de descubrir un conjunto completamente nuevo de sistemas, que no habíamos visto antes. Sin embargo, nos damos cuenta de que estamos interactuando con una variedad de fuerzas que interactúan con muchos sistemas, y estos sistemas existen en muchos niveles energéticos diferentes. Volverse multidimensional y despertar en la conciencia significa que prestamos atención a todo el sistema energético. Buscamos la pérdida de energía presente en la materia física, y luego buscamos dónde está ocurriendo la pérdida de energía en nuestros cuerpos multidimensionales o espirituales. Si permitimos que nuestro cuerpo espiritual tienda a interactuar con los sistemas entrópicos, sentimos el drenaje. Debemos tener la madurez para darnos cuenta de que este tipo de interacción es perjudicial para nuestra conciencia espiritual. Por lo tanto, nuestro objetivo es explorar y encontrar formas de aumentar la energía en nuestros cuerpos espirituales, desarrollar una conciencia superior y aprender a evolucionar para colaborar con sistemas de fuente abierta.


En ciencia, la entropía se define como una pérdida de energía en los sistemas humanos, y hace que la tendencia de ese sistema se vuelva cada vez más desorganizada y menos eficiente debido a la pérdida gradual de energía dentro del sistema. La entropía o la pérdida de energía es lo que hace que un sistema se descomponga, se desmorone, genere caos y funcione de manera mucho menos eficiente. Comprender cómo funciona el concepto de entropía desde los niveles micro a macro en nuestro Universo, nos ayudará a comprender el impacto y el efecto de la pérdida de energía, el sifón de energía y la recolección energética realizada en los sistemas vivos. Respalda nuestro crecimiento espiritual y la expansión de la conciencia el poder identificar cuándo y dónde está presente la entropía e influir en nuestras vidas, para aclarar o resolver sus efectos nocivos.


La entropía es un concepto que se aplica a todos los comportamientos e influencias energéticas, así como a la calidad de las formas de pensamiento presentes en los sistemas energéticos, como los organismos vivos, y reduce directamente la frecuencia del estado de conciencia de los seres humanos.


Cuando alimentamos comportamientos y sistemas entrópicos, sufriremos pérdida de energía. La entropía contribuye en gran medida a todas las disfunciones conductuales, la percepción errónea de la realidad, así como a la manifestación de enfermedades. Esto perjudica el funcionamiento de todos los niveles del cuerpo humano; física, mental, emocional y espiritualmente, a nivel individual y colectivo. La entropía como pérdida de energía en los sistemas, funciona a través de principios de resonancia de baja frecuencia y puede propagarse como un virus que infecta a otros en el medio ambiente con el mismo resultado entrópico o pérdida de energía. Cuando no somos conscientes de nosotros mismos o estamos operando desde reacciones egoicas instintivas o inconscientes, podemos igualar fácilmente la misma baja vibración y atrapar el virus entrópico, drenándonos enérgicamente y extendiendo ese drenaje a otros sistemas.


En ciencia, la negentropía es lo opuesto a la entropía. Está definiendo la arquitectura de código abierto de energía libre disponible para reponer cualquier pérdida de energía que pueda ocurrir en la gestión de un sistema, con el fin de mantener su funcionamiento equilibrado en todas sus partes componentes. La negentropía aumenta la energía con el tiempo dentro de cualquier tipo de sistema, y ​​hace que haya más energía disponible para que circule en beneficio general de la totalidad (la humanidad). Esto hace que la tendencia de esos sistemas sea cada vez más organizada y más eficiente, debido a los incrementos graduales de energía puestos a disposición de esos sistemas para alcanzar niveles sostenibles de funcionamiento. En los sistemas corporales humanos, la negentropía aumenta la energía disponible para ejecutar de manera más eficiente los sistemas internos, que se manifiestan externamente, como una persona equilibrada, clara y saludable. La negentropía, o el aumento del acceso de energía disponible dado a ese sistema, mejora o mantiene la mayor capacidad y eficiencia de todo el sistema.


La negentropía se puede considerar en términos que son sinónimos de circulación de energía libre con la fuente de energía infinita e interna, el orden cósmico, la alineación sincrónica y la sostenibilidad de los sistemas de código abierto. La entropía puede considerarse en términos que son sinónimos de deuda energética y esclavitud, desorden, fuerzas caóticas y alineación traumática, y el parasitismo de los sistemas de código cerrado.

272 vistas
©

Buscar

©