• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Tienes derecho a ser como eres

Actualizado: jun 30


En la raíz del sufrimiento de la mayoría de los seres humanos está la idea de que no son dignos o no son suficientes. Buscamos evidencia consciente e inconscientemente para validar esta creencia que tenemos sobre nosotros mismos. Cuando alguien nos lastima, es menos doloroso el acto de lo que hizo, que los pensamientos que nos trae a la mente acerca de nosotros mismos. Nuestro sentido de "quiénes somos" personaliza completamente la experiencia impersonal de ser humano. Muchos de nosotros aprendemos a asumir la responsabilidad e identificarnos con el sufrimiento que es parte de esta condición humana, tomando personalmente las acciones de otros que están medio dormidos entre nosotros a través de este estado de realidad onírico. Pero cuanto más nos adentramos en nosotros mismos y más amor y presencia incondicional damos a nuestro cuerpo; cuanto más descubriremos que hay una bondad básica para nosotros que descansa detrás de todas estas ideas que tenemos sobre quiénes somos. Detrás de nuestra falsa personalidad y todas sus barreras hay una suavidad, una ligereza, un humor. Esta es la verdadera esencia de quiénes somos, sin embargo, nuestra relación desconectada dentro de nosotros hace que apenas tengamos acceso a ella conscientemente.


Tienes derecho a ser como eres; siempre estás aprendiendo, creciendo, cambiando, a medida que tu alma evoluciona hacia su experiencia individual hacia la superalma colectiva. En esencia, el simple hecho de estar aquí es evidencia de que eres suficiente, pero curiosamente la mayoría de los pensamientos te hacen pensar lo contrario y te hacen salir de ese momento presente en el que puedes experimentar gratitud por el camino evolutivo de las almas. No solo eso, para descubrir el sufrimiento interno y que experimentamos de los demás, debemos aprender a demostrar compasión: compasión por nosotros mismos y el dolor que sentimos, y compasión por los demás por lo que sienten. Esto significa que es útil dejar de culpar y juzgarnos a nosotros mismos simplemente porque hace que nuestro viaje sea mucho más difícil, porque no solo nos sentimos castigados al tomar personalmente el dolor de las experiencias difíciles, sino que además nos castigamos innecesariamente culpándonos y avergonzándonos por haberlo hecho . No importa cuál sea la circunstancia hay un amor divino dentro de nosotros esperando abrirse como un capullo de flor, este amor es universal y va más allá del bien y del mal, y este amor ya nos ha perdonado por todo lo que sentimos y nos hace sentir que nada esta mal entre nosotros. Tú eres suficiente. Estás exactamente donde necesitas estar. No hay nada más increíblemente liberador que cuando aprendemos a ser nosotros mismos, a aceptarnos a nosotros mismos y a abrazar nuestra experiencia humana, abriéndonos a una experiencia cósmica superior más allá de nuestro pequeño sentido limitado de quiénes o qué somos .

7 vistas
©

Buscar

©