• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Transferencia y conversión de energía

Actualizado: 25 de ene de 2020


En física, la energía es una propiedad de los objetos que es transferible en ciertas interacciones fundamentales. La energía en los objetos se puede convertir en forma y transferir, pero finalmente no se crea ni se destruye. Cuando aplicamos la comprensión cuántica, comenzamos a aplicar las leyes matemáticas basadas en la transferencia de energía potencial realizada a través de múltiples dimensiones en el tiempo. Para aclarar este punto, acceder a la conciencia afecta la transferencia y conversión de la energía de la luz a lo largo de múltiples líneas de tiempo.

Por lo tanto, las propiedades de la energía, en su variedad de formas, sean visibles o no visibles, impactan directamente la escala de las diferentes cualidades de la conciencia (cuerpos espirituales) y la transferencia de energía de la luz a través de múltiples dimensiones. Cada dimensión y su línea de tiempo se compone de partículas subatómicas de luz que se mueven a diferentes frecuencias y longitudes de onda. Por ejemplo, los chakras funcionan como dispositivos magnéticos en estas múltiples dimensiones, ya que atraen automáticamente la energía electromagnética más densa en su espectro de luz o energía desde esa dimensión. Cuando nos enfocamos en nuestros chakras, podemos ayudar a convertir estas energías más densas y transmutarlas intencionalmente con las frecuencias de luz más altas de nuestro espíritu interno.

Esto significa que todas las propiedades de energía de la luz tienen interacciones potenciales que controlan el movimiento de la energía de un lugar a otro, ajustando así las cualidades de la frecuencia de energía en la materia para el pasado, el presente y el futuro. Al tomar la decisión de participar con nuestra transferencia de energía luminosa en cualquier lugar en el tiempo, esto afecta directamente nuestra evolución de la conciencia en cada dimensión. Nuestras elecciones de un momento a otro contienen la probabilidad energética de sanar o dañar nuestro cuerpo de luz. Esto ilustra el impacto de la frecuencia energética en todos los seres vivos basado en las elecciones de conciencia personal y colectiva, que existen en múltiples dimensiones y múltiples líneas de tiempo simultáneamente.

En consecuencia, esto también afecta directamente la escala de diferentes tasas de inteligencia y sensibilidad que operan dentro de una forma o cuerpo en múltiples dimensiones. Por lo tanto, es exacto decir que la Conciencia y su tasa de inteligencia se pueden convertir en escala o transferir en forma, a través del tiempo y el espacio, pero finalmente no se crean ni destruyen. Al reconocer que nuestra Alma y las capas de los Cuerpos Espirituales son estados de conciencia y frecuencia de energía de luz y no dogmas religiosos, comenzamos a ver la probabilidad científica del Alma.


Nuestra Alma existe en otra dimensión de tiempo y espacio, hasta que elegimos traerla aquí y encarnar su espectro de luz. Una pregunta que debe hacerse es ¿qué calidad de frecuencia de energía tienen el alma o los cuerpos espirituales? ¿Puede uno sintonizar la mente y el cuerpo con esa frecuencia de energía específica en el tiempo futuro y qué sucede cuando lo hace? ¿Es esta frecuencia de energía medible en resultado o resonancia?

La conciencia es energía inteligente que puede expandirse y dirigirse mediante una conciencia enfocada, sobre la energía radiante de los Cuerpos Espirituales a través de su Cuántica de Luz, independiente del tiempo. Para interactuar físicamente con otra dimensión, la frecuencia de la conciencia de uno necesita estar alineada con esa dimensión.

24 vistas
©

Buscar

©