• White Facebook Icon
  • Akashicos.org

Alterando la Percepción

Actualizado: 11 de ago de 2020


A través de una variedad de métodos de control mental utilizados para mantener a la población global perpetuando comportamientos antihumanos violentos y divisivos, se ha generado un daño severo al alma colectiva, aumentando aún más los sistemas de creencias que perpetúan las Agendas Anti-Alma. El objetivo de los controladores es asegurarse de que los humanos olviden que tenemos almas, y desconectarnos de nuestro cuerpo espiritual, para que el alma sea más fácilmente dañada y cosechada. Si no nos damos cuenta de que tenemos un cuerpo espiritual, entonces no hacemos un esfuerzo para conectarnos con nuestro yo superior, entonces la mayoría de la gente no puede determinar qué acciones dañinas o comportamientos abusivos fragmentan el alma aún más. Cuando el Alma o las capas espirituales se separan, esto produce enfermedades en las capas y genera energía potencial para ser cosechada por los parásitos. La enfermedad en el cuerpo es el resultado de la enfermedad del alma que está relacionada con la consecuencia de las acciones mientras uno vive en discordancia con las leyes naturales. Los fragmentos del alma generan más aspectos divididos, que las entidades parásitas pueden usar para recolectar en diferentes formas de energía utilizable en los planos de múltiples dimensiones. Es por eso que promueven la violencia extrema y el control mental basado en el trauma, diseñado para la división del alma y la fragmentación de esta, en la población de la Tierra, porque mientras más fragmentadas estén las personas, más energía podrán extraer.

Por lo tanto, violan intencionalmente las leyes naturales en la Tierra en forma de guerra psicológica y biológica para extender aún más la falta de armonía, la división y la enfermedad en la humanidad. La estrategia principal es descargar y perpetuar los sistemas de creencias de la mente de los depredadores, para promover la aceptación de conductas antihumanas y anti-alma como creencias socialmente aceptables que continuamente son aplicadas por los controladores de la sociedad. La aceptación gradual del parasitismo predatorio y la propiedad total de los cuerpos humanos como propiedad personal existe tanto a nivel biológico como a nivel espiritual. Tratar el cuerpo humano como un objeto inanimado que puede empalmarse y cortarse en cubitos y luego venderse con fines de lucro es otro componente que les permite extraer grandes cantidades de energía para llevar a cabo su agenda de cosecha bio-espiritual.

31 vistas
©

Buscar

©